presentada por
Menú
"Todo bien"

El Bayern llega a la pausa como líder

Cinco victorias, dos empates, 17goles a favor, 7 en contra, el Bayern llega a la última pausa internacional del año en lo más alto de la tabla liguera después de 10 jornadas disputadas. Tras haber cosechado 5 victorias consecutivas, el cuadro muniqués sumó un 1-1 (1-1) ante el tercer clasificado y también invicto 1899 Hoffenheim.

Un rival que le puso las cosas muy complicadas a los hombres de Carlo Ancelotti en la tarde de ayer. Sobre todo en la primera mitad "no lo hicimos tan bien“, analizó Ancelotti en rueda de prensa. "Tuvimos un par de dificultades al comienzo y no logramos liberarnos de la presión del Hoffenheim“, reconoció el italiano. Kerem Demirbay adelantó además al cuadro visitante a los 16 minutos de juego en el primer acercamiento del Hoffenheim.

"Tras el 0-1 nos metimos de lleno en el partido", indicó el central Mats Hummels. Los muniqueses adelantaron las líneas, aumentaron la presión, pero es cierto que no se generaron excesivas ocasiones de gol. Una buena combinación entre Robben y Douglas Costa la envió al fondo de sus redes Steven Zuber (34´) al intentar evitar el remate franco de Lewandowski. El duelo se marchó al descanso con un 1-1 en el marcador .

Rummenigge encantado - Müller insatisfecho

"Ha sido un partidazo, un duelo en las alturas", indicó Karl-Heinz Rummenigge a la finalización de los 90 minutos. "Se ha visto que el Hoffenheim no es tercero por casualidad. Confío en que puedan mantenerse en esa posición“, subrayó Rummenigge sobre un rival que "tuvo algo de ventaja en la primera mitad".

Sin embargo, en la segunda mitad, el dueño del partido sería el Bayern. Los bávaros encerraron al Hoffenheim y crearon varias ocasiones claras como para decantar el choque. Hummels (87´) y Thomas Müller (90´), por ejemplo, se toparon con la madera en los últimos instantes. "Estoy contento con lo mostrado sobre el campo, pero no con el resultado. Creo que merecimos una victoria“, resaltó Ancelotti.

"Queríamos ganar como fuera. No lo hicimos y por eso el ambiente es el que es“, afirmó un Müller descontento con la oportunidad perdida. "No es que vaya a estar todo el día dándole vueltas, pero ahora mismo estoy de mal humor“, concluyó el atacante muniqués. 

Müller aún no ha inaugurado su cuenta goleadora en liga. Rummenigge no dudó en mandar un mensaje de apoyo al internacional alemán: "Siendo Jugador del año en Europa también encadené 10 partidos sin ver puerta. Hay que trabajar, trabajar, trabajar y, de repente, un día marcas tres de nuevo. Le pasará a él también, esto puedo adelantarlo ya“, indicó Rummenigge antes de despedirse de la prensa con un mensaje optimista: "También podemos estar contentos con un empate. ¡Todo está bien!“