presentada por
Menú
Regresó de Rostov

"Debemos solucionarlo lo más rápido posible"

El Bayern embarcó hacia Múnich tan solo dos horas después de caer derrotado en el estadio Olimp-2 de Rostov. Los jugadores subieron al avión en silencio. Cada uno se repitió seguramente la misma pregunta: ¿Qué hice mal en Rostov?

"Especialmente lo hicimos mal en defensa. Cuando uno encaja tres goles ante un rival así debe ser crítico. Si marcamos dos goles, debemos ganar", aseguró Karl-Heinz Rummenigge tras el 3-2 (1-1) encajado ante el actual subcampeón ruso. Carlo Ancelotti aseguró: "estoy realmente decepcionado con el resultado y la actuación. No hemos jugado bien. He de hacer que el equipo retome la senda tan rápido como sea posibe". 

Todo bien hasta el gol

Y eso que el partido empezó bien para el Bayern en la fría tarde rusa. "Empezamos con mucha fuerza, abrimos el campo, luchamos mucho y nos pusimos 0-1 merecidamente", analizó Mats Hummels. Efectivamente Douglas Costa hizo el 0-1 en el minuto 36. "Luego invitamos al Rostov a marcarnos. Tengo la sensación de que todos los goles fueron evitables", añadió Hummels.

Y el cuadro ruso no lo desaprovechó. Sardar Azmoun (44´), Dmitri Poloz (49´/de penalti) y Christian Noboa (68´) marcaron para los locales. Juan Bernat (52´) hizo el 2-2 momentáneo.

"Descuidos en la posesión"

"Cometemeos demasiados errores, hoy frente a un rival que no está en la cima de los equipos“, señaló Philipp Lahm y no dudó en recalcar los "descuidos en la posesión. Le hemos regalado los goles al rival. No sé por qué, pero debemos solucionarlo tan rápido como sea posible“.

Aún "no ha pasado nada dramático", recordó Lahm tras las dos derrotas consecutivas sufridas. Pero el capitán no dudó en indicar: "Debemos cambiar cosas, sobre todo minimizar errores. En los últimos años uno de nuestros puntos fuertes fue no dejar ocasiones al rival. Ahora nos falta eso".

Segundo puesto en el grupo

Después de tres horas y medias de vuelo, la expedición muniquesa aterrizó a las 1:22h en la capital bávara. A esa hora ya era oficial: el Atlético de Madrid se había impuesto 2-0 al PSV Eindhoven. El Bayern acabará segundo en el grupo. Circunstancia secundaria para unos jugadores y responsables que siguieron pensando en los sucedido en Rostov. Lahm concluyó: "Da igual la temperatura o el estado del terreno de juego, el Bayern debe ganar aquí".

Noticias