presentada por
Menú
"Casi una demostración"

Mensaje antes de la pausa invernal

La alegría era reconocible en el rostro de Karl-Heinz Rummenigge mientras brindaba con el resto de miembros del consejo en la zona noble del Allianz Arena. ¿El motivo? El Bayern acababa de ganar con claridad al RB Leipzig (3-0), segundo clasificado, cerrando así el 2016 con 3 puntos de ventaja en lo más alto de la tabla.

"Hemos completado una buena temporada hasta ahora y hemos vivido un gran 2016. Ahora estamos todos listos ya para sentarnos bajo el árbol de Navidad", indicó Rummenigge. El directivo del Bayern también analizó el buen partido de los suyos ante el Leipzig ("Lo están haciendo bien y no son segundos por casualidad"): "Hemos jugado muy bien, el técnico ha preparado al equipo genial. La victoria no solo fue merecida, sino que fue casi una demostración".

La mejor primera mitad de la temporada

"Los primeros 30 minutos fueron perfectos en lo que a ritmo y juego se refiere", resaltó el técnico Carlo Ancelotti sobre la "primera mejor mitad de la temporada". Superado el potente arranque rival, el Bayern controló el choque a su antojo, consiguiendo golpear 2 veces en 25 minutos con los tantos de Thiago (17´) y Xabi Alonso (25´). "Lo más importante fue demostrar desde el inicio que hoy el Leipzig no se llevaría nada de aquí", comentó Philipp Lahm.

El capitán estuvo involucrado en una de las acciones claves del partido. Lahm fue objeto de la dura entrada que supuso la expulsión al centrocampista del Leipzig Emil Forsberg (30´). "En ese momento el partido quedó decidido", expresó Ralph Hasenhüttl. El entrenador del Leipzig habló de una "enseñanza" para su equipo. Con superioridad numérica y el marcador a favor, el Bayern no solo no sufrió por su resultado, sino que aumentó el resultado con el penalti transformado por Robert Lewandowski (45´).

Optimismo de cara al futuro

"Hemos mostrado desde el inicio una gran intensidad y no permitimos al Leipzig meterse en el partido. Jugamos un fútbol muy atractivo arriba y podemos estar contentos con lo mostrado sobre el campo", explicó el central Mats Hummels. En la segunda parte, los hombres de Ancelotti gestionaron el resultado sin sufrir ningún susto e incluso dispusieron de ocasiones para ampliar el resultado. "El Leipzig puede estar contento con el resultado", añadió Rummenigge.

"Toda Alemania tenía ganas de este partido y lo han visto en directo. Queríamos mandar un mensaje antes de la pausa invernal, algo que conseguimos, sobre todo, en la primera mitad", resumió Lahm. El Bayern acaba el año con 39 puntos y regresará a la acción liguera el próximo 20 de enero en Friburgo. "Es muy positivo llegar a las Navidades en lo más alto. Pero debemos seguir mejorando en la segunda vuelta. Nos hemos dejado demasiados puntos en el camino. Así debemos afrontar la segunda vuelta", añadió Lahm.

"Somos optimistas de cara al futuro", resaltó Rummenigge. "Queremos ganar títulos, debemos demostrarlo en la segunda vuelta. Tenemos unas buenas bases, estamos vivos en las tres competiciones y tenemos que llegar a mayo con opciones de aspirar a los tres títulos".

Noticias