presentada por
Menú
"Bueno para la psique"

El Bayern deja atrás la fase de grupos

Lo único molesto de la tarde ha sido el frío. Con unas temperaturas rozando el punto de congelación, el Bayern logró ayer una ajustada victoria 1-0 (1-0) ante el finalista de la pasada temporada Atlético de Madrid, que llegaba al partido con la primera plaza asegurada. Ese fue el cierre de los muniqueses a la fase de grupos de la Liga de Campeones. La 15ª victoria en casa consecutiva en la Champions League servirá al club bávaro para recobrar confianza para el tramo final del año en la Bundesliga.

"Hemos merecido ganar. Hemos jugado bien durante los 90 minutos, hemos tenido mucho control y posesión. Jugar así nos dará mucha confianza para los próximos partidos" decía Carlo Ancelotti, satisfecho con su equipo, tras el pitido final. "Ahora tenemos que esperar al sorteo. Serán unos octavos de final complicados para todos" continuó Ancelotti.

El Barça, posible rival en octavos

Por primera vez desde la temporada 2009/10, los muniqueses no terminan primeros en la fase previa y recibirán como rival en el sorteo del próximo lunes a un campeón de grupo. Ya hay cinco posibles rivales decididos: FC Barcelona, FC Arsenal, Leicester City, SSC Nápoles y AS Mónaco. Otros candidatos son el Real Madrid (si se impone al Dortmund en el último partido del grupo) y Juventus de Turín o Sevilla FC.

"Lo mismo da uno que otro" decía Mats Hummels sobre el rival de los octavos de final. "Quizás sea uno de los mejores equipos que haya, quizás sea uno supuestamente algo más sencillo. Pero no creo que vaya a ser un sorteo muy fácil" anticipaba Hummels. "Si ganamos la próxima ronda, todo estaría bien. Si de algún modo hemos hecho que terminemos contra un rival muy difícil, va a ser algo enervante.”

Mats Hummels
„Doce puntos no está tan mal.“

Pocas razones para el enfado puede haber en torno al último partido de Champions League antes del parón invernal. Aun siendo un partido sin trascendencia para la clasificación, ambos equipos se entregaron al máximo de principio a fin. Los visitantes tuvieron las ocasiones claras al comienzo, pero el gol decisivo lo marcó el Bayern: Robert Lewandowski fue el encargado de llevar el júbilo a los 70.000 espectadores que poblaban las gradas al marcar su segundo gol de libre directo en cuatro días (28').

"Fue bueno para la mente y bueno para los hinchas. Muchos esperaban con impaciencia este partido. Tendría que haber sido nuestro duelo por el primer puesto, pero no fue así. Por eso me parece aun más loable que el equipo haya jugado hoy con tantísima seriedad. Hemos sido claramente superiores" señalaba Thomas Müller, que se incorporó como suplente. El Bayern estuvo más cerca del 2-0 que los visitantes del empate hasta el final.

"Es algo que te da confianza, desde luego. Queremos ganar el partido a toda costa por nosotros mismos, por la sensación de haber vencido al Atlético" La ya concluida fase de grupos se podría calificar con un "ok, 12 puntos no están tan mal." Para los tres partidos ligueros que quedan hasta la pausa invernal la consigna es "jugar bien y ganar. Si hacemos eso, podremos hablar de una buena primera ronda."