presentada por
Menú
Aumentamos la ventaja, pero...

El Bayern quiere "jugar mejor y trabajar duro"

Dos victorias, un empate, ventaja sobre el segundo clasificado elevada a cuatro puntos ante el Schalke 04 - el balance del Bayern tras el parón invernal no se puede considerar desfavorable. Sin embargo, Philipp Lahm y cía. mostraban sentimientos encontrados tras el empate 1-1 (1-1) ante los mineros en el Allianz Arena. "No es que sea un drama: hemos sumado siete puntos en los últimos tres partidos" calculaba Philipp Lahm, que entró como suplente en el 77', jugando así su partido oficial número 500 con el primer equipo del FC Bayern. "Pero que queremos hacer un fútbol mejor, está muy claro."

Los muniqueses comenzaron el duelo de ayer con mucha intensidad, logrando aventajarse en el marcador con la primera ocasión clara. Arturo Vidal le sirvió el esférico a Robert Lewandowski, que con mucho tacto elevó el balón para lograr su 15º gol de la temporada - los bávaros encarrilaban así el partido hacia la victoria en el minuto nueve. Pero poco después Manuel Neuer tuvo que recoger el balón de entre las redes tras un saque de falta de Naldo (13'), haciendo un empate que terminó siendo el resultado final.

"Hicimos muy bien el primer gol, pero permitimos que nos crearan demasiadas ocasiones y con frecuencia pusimos demasiada distancia entre nosotros dentro de las líneas" señalaba el arquero. "Las cosas que siempre nos habían distinguido, como un juego de pases rápido y seguro, no nos salen en este momento como nos lo imaginamos." Los bávaros dispusieron de dos ocasiones poco antes del final, cuando Javi Martínez (86') efectuó un disparo que se fue desviado por muy poco; el gol tardío de Friburgo no quiso llegar en esta ocasión. "No siempre se puede tener tanta suerte" decía Neuer.

"Cada partido puede ser ajustado"

Los muniqueses no quieren perder ese necesario cuanto de suerte. "Por el momento no ha pasado absolutamente nada" decía Lahm, "pero el equipo debe saber que la forma en que hemos salido al campo las tres últimas veces no es válida para las próximas semanas." Los próximos tres rivales se llaman Wolfsburg, Ingolstadt y Arsenal, y "cada partido puede ser ajustado sin importar el rival" asegura el capitán. Pero Lahm conserva el optimismo: "En la primera vuelta también atravesamos una fase en la que la cosa no fue tan bien, y también salimos de eso." Como dice Neuer, ahora hay que "trabajar duro para ello".

El Bayern quiere volver a llevar a la cancha su calidad el próximo martes (20:45 CET), cuando se jueguen el pase a cuartos de final de la Copa DFB. Quizás los bávaros logren emular el partido liguero del 10 de diciembre, cuando se impusieron por 5-0 al VfL Wolfsburg. Lewandowski marcó un doblete en aquella ocasión, hace ahora 57 días. Al polaco no le importa tanto marcar, siempre y cuando el máximo campeón de la competición se imponga en la eliminatoria. Lo crucial para Lewandowski es: "¡Queremos pasar a la siguiente ronda!"

Noticias