presentada por
Menú
"Deciden el corazón y el estómago"

El espíritu primaveral de Müller

"Abril es un mes estupendo, en general. La naturaleza florece y el fútbol también." Thomas Müller está de muy buen humor y muy ilusionado por las próximas semanas, como nos dejó bien claro en una charla con fcbayern.com. ¿Qué es lo que alegra tanto al de 27 años? Müller ha vuelto de la concentración con la selección nacional con el impulso de dos victorias y un gol, y ahora llegan las semanas decisivas de la temporada.

El Bayern podría proclamarse campeón del campeonato liguero con antelación, en la Liga de Campeones se enfrentará al Real Madrid en los cuartos de final y en la Copa DFB se las verá con el Borussia de Dortmund en la semifinal. Müller piensa que esto tiene su parte mala y su parte buena. "Básicamente es enormemente divertido tener tantos partidos en abril. Eso significa que todavía estamos en todas las competiciones" opinaba el campeón del mundo. "Por otro lado, habrá también días y momentos en los que uno desearía tener algo más de aire."

El Augsburg para comenzar

Nueve partidos en 30 días figuran en la agenda, y el comienzo de esa serie es un encuentro liguero en casa contra el FC Augsburg (sábado 15:30 CET). Con 13 puntos de ventaja en la liga, los bávaros pueden tomarse ese partido algo más relajados, sobre todo cuando poco después tendrá que viajar a la capital de España para medirse a los merengues.

En cualquier caso, al mejor preparador de la liga no le espera precisamente una bajada de motivación: "No es igual el estímulo para el partido contra el Real Madrid que para un partido de Bundesliga contra el Augsburg. Eso está claro, es humano. Pero cuando el árbitro pita el comienzo, lo que uno quiere es ganar. Un quiere elaborar buenas jugadas, uno quiere mostrar su calidad en la cancha. Eso lo decide más el corazón o el estómago que la cabeza."

Traernos el espíritu

Así que la hinchada puede esperar un estupendo comienzo de la fase caliente, ya que para Müller obtener un resultado positivo contra los de la ciudad vecina es muy significativo para los próximos partidos. "No queremos perder el espíritu ganador. Ese sentimiento de invencibilidad, eso nos queremos llevar y conservar tanto como sea posible" aclaraba el delantero, a lo que añadía: "Eso será algo que nos ayude en los próximos partidos en la Liga de Campeones cuando más se necesita."

En un momento en el que en Múnich se van asentando los días soleados y las buenas temperaturas, Thomas Müller espera ese sentimiento primaveral tan especial, que esperamos que dure hasta los próximos meses.