presentada por
Menú
Recarga de confianza

El Bayern está "listo para el Real Madrid"

Minutos antes del pitido final del partido estrella de la jornada que enfrentaba al Borussia de Dortmund con el Bayern de Múnich, los hinchas que llenaban las gradas del Allianz Arena expresaban su alegría cantando a pleno pulmón "Oh, wie ist das schön!". El Bayern ganaba ya por 4-1 en ese momento y estaba mostrando ante el BVB una enorme fortaleza, una buena señal de cara a los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el defensor del título, el Real Madrid. "Hemos jugado bien, todo ha estado correcto. Estamos listos para el Madrid" dijo el entrenador Carlo Ancelotti.

"Cuando uno se mide a un equipo muy, muy fuerte, que también está jugando los cuartos de final de la Champions League, y gana en casa y juega así, como hemos jugado hoy, puede uno estar muy, muy satisfecho" resumía el capitán Philipp Lahm tras el pitido final. "Esperábamos un partido difícil, pero hemos dejado al Dortmund sin oportunidades" aclaraba también Arjen Robben. "La forma en que hemos jugador ha sido muy buena. Ha sido divertido y nos ha llenado de confianza."

Con ganas de jugar y peligro ante la meta

Cuatro días después de la inmerecida derrota 1-0 en Hoffenheim, el Bayern de Múnich quería "dar la respuesta" adecuada, como comentaba el central Jérôme Boateng. Los anfitriones no dieron lugar a dudas ya desde el principio y se presentaron trabajadores, con ganas de jugar y peligro ante la portería. "Hemos logrado realizar nuestro juego de posiciones, hemos tenido mucho peligro ante la meta y jugado con mucha agresividad en posesión de la pelota" analizaba Lahm, y opinaba: "hay poco que se hubiera podido mejorar hoy."

Franck Ribéry (4') y Robert Lewandowski (10') fueron los responsables de una temprana ventaja de dos goles. En el segundo tiempo Robben (49') y de nuevo Robert Lewandowski (68', penalti) elevaron el tanteo local a cuatro. "Hoy no hemos tenido ninguna oportunidad de ganar. El Bayern está al más alto nivel que hemos encontrado" aclaraba el entrenador del BVB, Thomas Tuchel, cuyo equipo, debilitado por las ausencias de algunos efectivos, sólo hizo que el partido se viera algo más abierto durante el primer tiempo, cuando Raphael Guerreiro (20') marcó el gol visitante.

Contra el Madrid, "apretar" todavía más

"Cuando uno mira la agenda del mes se da cuenta de que aún nos quedan un par de tareas. Por eso era importante que hoy ganáramos en la Bundesliga" sentenciaba Lahm poniendo la atención en el significado de la victoria casera contra el Dortmund. A diez puntos asciende la ventaja con el segundo clasificado, el RB Leipzig, a falta de seis partidos para terminar. Tres victorias necesita el grupo de Carlo Ancelotti para anotarse el quinto título liguero consecutivo.

Pero primero la atención se centra en la máxima competición europea, que el próximo miércoles trae a Múnich al máximo campeón de la misma, el Real Madrid. "Jugaremos contra un equipo absolutamente puntero que tiene un jugador top en cada posición. Tenemos que desplegar todo nuestro potencial" sabe Lahm sobre lo difícil de la tarea. Y Robben opinaba: "El miércoles tenemos que apretar todavía un poco más. Tenemos que dejar claro desde el primer minuto que no se van a llevar nada de aquí, que queremos ganar el partido."