presentada por
Menú
Doblete quebrado

Un decepcionado Bayern afronta ahora la conquista de la liga

Realmente lo intentaron todo. Al final fueron 24 -11 en disparos a puerta, 11-2 saques de esquina, 12-4 centros al área en jugada y 69% de posesión para el Bayern. Pero la estadística más importante habló en contra del campeón alemán: Con el 2-3 (2-1) en goles el Bayern cayó en las semifinales de la copa alemana ante el Borussia Dortmund. Y mientras BVB se metía en la final en Berlín por cuarto año consecutivo, el sueño de ganar el doblete se ha roto para el FCB.

"Esta es una derrota que duele. Lo que vivimos hace una semana en Madrid y hoy, no es tan fácil de digerir para el equipo", declaró el directivo, Karl-Heinz Rummenigge, tras el partido. Una "gran decepción", dijo el capitán Philipp Lahm después de su 58º y último partido en Copa DFB. "Nos lo habíamos propuesto. Queríamos llegar a la final. Pero, por desgracia, las cosas no salieron", dijo el jugador de 33 años.

Ocasiones no aprovechadas

En un partido impresionante, ambos equipos ofrecieron desde el inicio un encuentro abierto. "Fue un partido de fútbol excepcional," dijo un entusiasmado Rummenigge, "la primera mitad fue lo mejor que he visto en esta temporada aquí en el estadio". Marco Reus (19') adelantó a los visitantes ante los 75.000 espectadores que volvieron a abarrotar el Allianz Arena, Javi Martínez (28') y Mats Hummels (41') le dieron la vuelta al partido antes del descanso a favor de los anfitriones.

"Jugamos muy bien después de ir por detrás, muy agresivos", alabó Arjen Robben la reacción del equipo, pero falló en el período siguiente a la hora de ampliar la ventaja. "Lo desperdiciamos después del 2-1, no aprovechamos para hacer el tercer gol. Si esto hubiera sucedido, tal vez habríamos ganado", dijo Rummenigge. "Hemos tenido ocasiones suficientes para cerrar el partido. Cuando se desaprovechan las ocasiones, acabas siendo castigado", dijo David Alaba.

No hay tiempo para lamentos

Sobre todo la oportunidad más clara fallada en el minuto 63 cuando un disparo de Robben que pegó en la punta del pie de Sven Benders y se fue contra el poste, a la que Rummenigge calificón como la "jugada clave" del partido. "Si hubiera sido el 3-1, no sé si el Dortmund habría remontado de nuevo," Pero los de Westfalia le dieron la vuelta, Pierre-Emerick Aubameyang (69') y Ousmane Dembélé (74') acabaron con las esperanzas del Bayern de alcanzar su 22ª final.

"Hemos desperdiciado estar en la final por negligentes", dijo un decepcionado Hummels. "Dos derrotas, dos veces eliminados  y las dos innecesarias", dijo Robben, en referencia a los dos k.o. con el Real Madrid y el Borussia Dortmund en nueve días. "Cuando pierdes con un gran partido, el estado de ánimo es por consiguiente malo", describió Rummenigge el estado de ánimo de los muniqueses después del partido.

Pero el FCB no tiene mucho tiempo para "lamerse las heridas" (Rummenigge). Ya el sábado llega el próximo partido de Bundesliga en Wolfsburgo. "Después de que hemos perdido una posible final de la copa, lo que realmente queremos hacer en Wolfsburgo es atar el título con una victoria. Haremos todo lo posible para no dejar siquiera un rayo de esperanza", aclaró Hummels.

Noticias