presentada por
Menú
Golazos y emoción

Fiesta del fútbol en Leipzig

Carlo Ancelotti esperaba que el choque del sábado fuera una "fiesta del fútbol" y lo cierto es que ambos equipos no le defraudaron. El partido disputado ante los 42.558 espectadores que abarrotaron el estadio del RB Leipzig vieron el mejor partido de la temporada: 4-5 para el Bayern tras unos 90 minutos intensísimos. 9 goles, 4 postes y el gol decisivo en el último suspiro del descuento. Thomas Müller lo describió como un "partido increíble", opinión compartida por Robert Lewandowski, mientras que Carlo Ancelotti habló de una "locura de partido".

El choque empezó mal para el Bayern. Marcel Sabitzer adelantó al motivado once local a los 2 minutos. Segundo tanto más rápido en la historia de la Bundesliga que encaja el Bayern. Robert Lewandowski logró el empate un cuarto de hora más tarde al transformar una pena máxima por manos en el área rival (17´), aunque el RB Leipzig se marcharía al descanso mandando en el marcador gracias a un penalti ejecutado por Timo Werner (29´).

De nuevo Arjen

Una ventaja que amplió Yussuf Poulsen en el primer remate de la reanudación (47´). El Bayern no bajó los brazos y Thiago recortó distancias de cabeza en el 60. El cuadro muniques creía en el empate y, cuando mejor jugaban los de Ancelotti, Werner hizo el 4-2 (64´).

Y cuando todo parecía apuntar a una derrota, Lewandowski puso emoción en el 84 con su 30º tanto del curso. Pero el duelo no había terminado. Con la hora cumplida, David Alaba logró el empate con un libre directo de manual que se coló por la escuadra (90´+1). Y en el descuento apareció Arjen Robben para certificar una remontada memorable con una gran acción individual (90´+ 5).

Hambre de victoria

"La carrera fue larga, pero bonita.Fue una confirmación de nuestra temporada. Nadie contaba con nosotros tras el 4-2, pero al final doblegamos al Leipzig", explicó el autor del tanto de la victoria. "Queríamos darle la vuelta al marcador como fuera", indicó Müller, autor del pase al hueco a Robben en la jugada del gol. 12 asistencias para Thomas este curso.

Pese a que el inicio del partido no fue nada bueno, Ancelotti destacó el buen hacer de los suyos en la tarde de ayer: "Estos jugadores tienen una mentalidad ganadora. Nadie quiere perder, también porque la camiseta del Bayern significa mucho para nosotros. El equipo mostró una gran personalidad".

"Ambos quisieron mostrar que equipo es mejor. Por eso fue un partido intenso con muchas emociones“, reconoció Müller. El duelo no defraudó a nadie, fue toda una fiesta del fútbol.

Noticias