presentada por
Menú
"Voy a echar de menos a Philipp"

Despedidas, bailes, muchas emociones: así fue la fiesta del Bayern

El Postpalast recibió al Bayern de Múnich en la noche de ayer engalanado y con imágenes de la recién finalizada temporada. La ocasión lo merecía. "La celebración se ha ido preparando", tal como explicó Karl-Heinz Rummenigge en el comienzo de su discurso.

"Hoy hemos vivido un gran día", añadió Rummenigge. El equipo pucho el broche de oro a la liga goleando 4-1 al SC Friburgo y luego recibió el título sobre el césped del Allianz Arena, con la tradicional ducha de cerveza. Luego el equipo puso rumbo a Marienplatz, donde la plantilla lo festejó desde el balcón del ayuntamiento junto a 15.000 aficionados. Philipp Lahm, Xabi Alonso y Tom Starke fueron los protagonistas debido a su despedida.

A un paso del paraíso

"Quiero darle las gracias de corazón", comentó Rummenigge acercándose primero a Starke ("Un gran portero y una persona muy tranquila“), Xabi Alonso ("Un caballero del fútbol. Un director de orquesta sobre el césped. Cuando tenía el esférico, dirijía el partido como Karajan") y sobre todo a Lahm ("Un hombre que ha tenido un rendimiento extraordinario. Un gran capitán, un gran jugador. Te echaré de menos, Philipp"). Los asistentes a la cena respondieron con una ovación de varios minutos de duración.

Entre los más de 500 participantes, por ejemplo, del presidente bávaro Horst Seehofer. "Siempre digo que Baviera es el paso previo al paraíso. Hay muchos motivos para ello y uno de los principales es el Bayern", indicó Seehofer. El club bávaro "es una marca mundialmente reconocida, el mejor embajador de Baviera", añadió antes de comentar sobre Philipp Lahm: "Es una de las grandes personalidades del fútbol alemán".

Actuaciones músicales de Champions-League

Junto a Seehofer y la directiva muniquesa, destacó también la presencia del presidente de la DFL, el Dr. Reinhard Rauball y el directivo Christian Seifert. No faltaron tampoco las viejas glorias del club Luca Toni, Giovane Elber o Klaus Augenthaler, el otrora director deportivo Matthias Sammer y muchos patrocinadores del club bávaro. 

Amenizaron la velada las actuaciones el tenor muniqués Jonas Kaufmann, el cantante Álvaro Soler, quien no solo animó a bailar a la fracción latina del equipo - con Javi Martínez y Rafinha a la cabeza, o la estrella norteamericana Anastacia. La cantante actuó en el Allianz Arena durante el descanso del partido contra el Friburgo, y por la noche protagonizó un dueto a capela junto a Carlo Ancelotti.

"Muchas gracias a este club. He encontrado un gran club con unos jugadores magníficos. Todos hemos trabajado muy bien este año. Estoy muy feliz de estar aquí. He encontrado una familia. Creo que si continuamos trabajando así, podremos traeros más títulos", aseguró el técnico italiano.

Lahm: "Nos vemos pronto"

Poco después agarró el micro el capitán Philipp Lahm: "Nunca pude imaginar ganar una liga, disfrutar de una carrera así, con toda la afición, mis compañeros y todas las personas que me han acompañado. Ha sido como un sueño. Ahora debo tomar un poco de distancia y tiempo. Pero nos vemos pronto. Lo que vendrá, aún no lo sé". Gracias por todo, capitán.

Noticias