presentada por
Menú
Ancelotti: resumen y plan de vacaciones

"Dormiré durante una semana"

Carlo Ancelotti tiene claro su plan para sus primeras vacaciones de verano como entrenador del Bayern de Múnich: "¡Dormiré durante una semana!" Una extenuante temporada con un total de 50 partidos oficiales es lo que ha dejado atrás el míster de 57 años - y el resumen de la misma es positivo.

"La temporada ha sido buena, estamos satisfechos" hacía balance Ancelotti. "En los momentos decisivos tuvimos la desgracia de afrontar problemas con Lewandowski y Hummels. Fue mala suerte" continuaba el entrenador. Con todo el panorama a la vista, el italiano tiene buenos recuerdos de los últimos 12 meses. Sobre todo de la Bundesliga, que ha sido una competición totalmente nueva para el técnico.

Encantado con la Bundesliga

"Todos los estadios están llenos y siempre hay un estupendo ambiente. Una atmósfera realmente fantástica" alababa Ancelotti, que lo compara con La Liga española: "Siempre se juega con mucha más intensidad. La organización defensiva es muy buena y todos los equipos están muy por delante en lo táctico. Ha sido una experiencia genial conocer esta nueva cultura."

Al final de su primera campaña en el fútbol alemán, el italiano conquistó los trofeos de la Bundesliga y la Supercopa. En la competición copera no brillaron los éxitos. Es por ello que hay un propósito para la siguiente temporada: "Queremos mejorar para la próxima campaña, pero es difícil controlar los detalles."

Descansar para las próximas tareas

Hasta el momento, el míster disfruta de sus muy mrerecidas vacaciones en la costa oeste de Canadá. "Vuelo a Vancouver y pasaré allí el próximo mes." No es que tenga planes especiales en la metrópolis norteamericana, "pero dormir es lo más importante."

Así que lo que quiere Ancelotti es decansar antes de volver a Múnich. En su nuevo hogar, que le gusta casi tanto como su lugar de vacaciones: "Múnich es una ciudad muy bonita para vivir. Se asemeja mucho a Vancouver. Mi familia está muy feliz aquí." Pero la capital bávara no se ajusta tan bien a Ancelotti para el sueño, ya que a partir del 1 de julio le esperan aquí grandes tareas.