presentada por
Menú
"¡Arriba con la fiesta"

La celebración en el balcón del ayuntamiento

Un conmovido Philipp Lahm, un Franck Ribéry con aspiraciones de moderador y un entrenador cantarín – El Bayern ha celebrado con su hinchada su 27º título de campeón alemán. Dos horas y media después de la entrega del trofeo en el Allianz Arena, el equipo se presentó ante los fans reunidos en Marienplatz desde el balcón del ayuntamiento de la ciudad de Múnich.

“¡Es un día maravilloso! Ser campeón de la liga alemana es un título fantástico” sentenciaba Karl-Heinz Rummenigge ante una abarrotada Marienplatz, “un buen año. Cuando te conviertes en campeón por quinta vez consecutiva, es algo estraordinario. ¡Que se anime la fiesta hoy!”

Lahm da las gracias

El que más en serio de tomó las palabras del presidente desde el balcón fue Franck Ribéry. El francés tomó el micrófono y sacó a la palestra a Philipp Lahm, Xabi Alonso, Tom Starke y Hermann Gerland. Los cuatro pudieron decir unas palabras de despedida. “Os quiero. ¡Muchas gracias y hasta pronto!” dijo Alonso a los hinchas. “No hay nada más bonito que escucharos así” opinó Starke.

Muy emocionado se le veía a Philipp Lahm ante los hinchas. “Siempre es algo especial estar aquí arriba. Todo el mundo sabe que esta es me ciudad” dijo el capitán del Bayern, que dedicó unas palabras a los 22 años con el Bayern y su hinchada, acordándose de diversos entrenadores y compañeros. “Sólo ellos han hecho posible que yo tuviera una carrera así. ¡Muchas gracias por todo! A todos los que me han acompañado en este camino de algún modo. Tengo un lugar en el corazón para todos los de este club.”

Cánticos y serenatas

Los hinchas agasasajaron a Philipp con cánticos, coordinados por el moderador Thomas Müller (“Teníamos aquí algo preparado”): miles de voces cantaron la canción preferida de Lahm: “Weus’d a Herz hast wia a Bergwerk” de Rainhard Fendrich. “Cuando Thomas me dirigió esas palaras tan bonitas, estaba en el límite” declaraba Lahm poco después a FC Bayern.tv live sobre sus emociones.

No sólo Uli Hoeneß estaba “totalmente encantado” por la atmośfera en Marienplatz. “Estoy convencido de que quizás sea sólo una excepción, que este año hayamos conseguido sólo un título” dijo el presidente a los hinchas, “con este equipo, con este espíritu, será posible volver a conseguir más.”

El canto de Ancelotti

“Todavía queremos ganar muchos títulos juntos” señaló Carlo Ancelotti en su corto discurso. “¡Somos los campeones de Alemania! ¡Mia san mia!” El entrenador del Bayern celebró su primera aparición en el balcón con una actuación especial. Para el final volvió a tomar el micrófono y el italiano entono la canción “I migliori anni della nostra vita“ (Los mejores años de nuestra vida).