presentada por
Menú
Entrevista

Rudy: "Quiero saber hasta dónde puedo llegar"

Ha sido uno de los jugadores más destacados del Bayern en este arranque de temporada: Sebastian Rudy. El centrocampsita llegado de Hoffenheim ya ha dejado huella en sus primeros partidos con el Bayern. fcbayern.com ha hablado con el jugador de 27 años tras su primer mes en Múnich, y nos comentó que tiene mucha ganas de jugar la Champions League y nos confesó una de sus pasiones secretas: el baile.

La entrevista a Sebastian Rudy:

Sebastian, llevas ya varias semanas en Múnich. ¿Te sientes ya en casa?
Rudy:
"Sí. Me siento muy cómodo. No esperaba que me recibieran tan bien. Ha sido espectacular desde el principio. El equipo me lo ha hecho muy fácil. Conocía ya a muchos de mis compañeros de la selección. Por eso tampoco necesité mucho tiempo para acomodarme".

¿Has encontrado casa?
Rudy:
"Sí, en Grünwald. A mi mujer y a mí nos gusta la tranquilidad. Por eso nos hemos ido a las afueras de la ciudad"

¿Has visto algo del entorno?
Rudy:
"La verdad es que he estado muy liado con la mudanza. Por eso no tuve mucho tiempo para ello. Pero ya he estado en el Tegernsee y en el Isar. Las próximas semanas y meses veremos más cosas".

¿Con qué jugador tienes una relación más estrecha fuera de los terrenos de juego?
Rudy:
"Intento tener contacto con todos, para conocerlos a todos mejor. Pero claro, tengo una relación más cercana con Niklas Süle, Joshua Kimmich, Thomas Müller y Mats Hummels".

Joshua se crió en Bösingen, a tan solo 11 kilómetros de tu localidad natal, Dietingen.
Rudy:
"Y también jugó como yo en la cantera del VfB Stuttgart. Ya hemos hablado un par de veces del tema".

¿Habláis en suabo en el vestuario?
Rudy:
(se ríe) "Un poco. Pero viví siete años en Heidelberg, Joshua en Leipzig, ahí pierde uno un poco el dialecto".

Tienes cuatro hermanos. ¿Qué tal es la experiencia?
Rudy:
"Para mis padres seguro que fue estresante. (se ríe) Pero a mi me encanta tener cuatro hermanos, tener una familia numerosa. Un hermano es un año mayor que yo, otro es 2 años más joven. Mi hermana acaba de cumplir 18 y el pequeño tiene 10 años".

Antes de debutar con el Bayern ganaste la Copa Confederaciones. ¿Cómo te sentiste llegando como campeón a Múnich?
Rudy:
"En primer lugar, estuvo genial que ganaramos la Copa Confederaciones. Pero de no haber ganado el título tampoco habría cambiado nada. Uno debe actuar con confianza e intentar ganarse el puesto siempre".

En tu presentación comentaste que querías mostrar en el Bayern todo tu potencial. ¿Estás contento con lo mostrado hasta ahora?
Rudy:
"Creo que me he integrado bien. Pero sé que viene mucho más. Solo con la calidad de la sesiones de entrenamientos, uno mejora. Quiero ver cuáles son mis límites, saber hasta dónde puedo llegar. Eso es lo que más me gusta del Bayern".

Otro sistema, otro entrenador, otros compañeros, ¿notas cambios en tu juego desde tu llegada al Bayern?
Rudy:
"No especialmente. Creo que el Bayern me fichó por mi forma de jugar. Por eso no he de cambiarla mucho. Pero naturalmente debo integrarme en el equipo, asumir los cambios tácticos. Pero mi estilo de juego no cambia".

Ha habido muchas alabanzas tras tus primeros partidos con el Bayern. Da la sensación que previamente se te había infravalorado un poco.
Rudy:
"Si uno llega gratis y además es una persona tranquila, puede pasar. Pero no lo veo negativo. Mejor ser infravalorado a sobrevalorado. Así puedes estar tranquilo y mostrar tus cualidades".

¿Estás en el centro de todas las miradas desde que llegaste al Bayern?
Rudy:
"Diría que sí. Sobre todo tengo muchas más entrevistas".

¿Pasas desapercibido al pasear por la ciudad o cuando vas al cine?
Rudy:
"Eso no ha supuesto nunca un problema".

Durante las últimas semanas han asistido a diario 2500 e espectadores a los entrenamientos. ¿Cuántos autógrafos has firmado ya?
Rudy:
"Unos cuantos. Pero me encanta, le das una alegría a los aficionados y, sobre todo, a los niños".

¿Se entrena distinto con 2.500 espectadores en la grada?
Rudy:
"No lo diría. Me gusta. Ya tuve sesiones de trabajo a puertas abiertas en mis otros clubs, pero ante 2500 personas aún no lo había vivido".

 

¿Sigues teniendo tiempo para bailar? Comentaste hace un par de años que te encanta bailar.
Rudy:
"Cierto es. Mi mujer y yo empezamos a bailar cuando preparamos el baile nupcial. Lo pasamos tan bien que hemos continuado. Ya hemos cursos de 10 tipos de baile distintos: vals, Cha-Cha-Chá, Discofox... Queremos continuar en Múnich. Pero con la mudanza no hemos tenido tiempo aún".

¿Y qué tal llevas el golf?
Rudy:
"Sigo trabajando duro para mejorar".

¿Y el tenis?
Rudy:
"Jugué al tenis durante 10 años, pero con los entrenamientos de fútbol era mucha carga. Por eso ahora solo juego durante las vacaciones. Durante la temporada solo tenis de mesa".

¿Qué diferencias has notado sobre el césped jugando con la camiseta del Bayern?
Rudy:
"Con el Bayern uno siempre es favorito en todos los partidos. Y los rivales siempre están motivadísimos. Uno no puede subestimar a ningún rival y tienq que dar el 100%. Uno no puede relajarse si quiere ganar títulos. Al final todo se aprieta y cada punto cuenta".

La Copa Confederaciones fue tu primer título. Luego la Supercopa alemana con el Bayern. ¿Sientes por fin ver recompensado tanto esfuerzo?
Rudy:
"Claro. No hay nada más bonito que agarrar los trofeos con tus manos. Espero que lleguen un par más".

Expertos de estos temas como Thomas Müller o Arjen Robben comentan siempre que cuando has ganado un título, tus ganas de seguir sumando trofeos es cada vez mayor.
Rudy:
"Puedo imaginármelo, aunque uno haya ganado muchos  títulos, siempre quiere más. Solo hace falta observar a Arjen Robben, Franck Ribéry o Thomas Müller. Están motivadísimos".

¿Tienes ganas de jugar en la Liga de Campeones? Tú último partido en la máxima competición continental fue hace 7 años.
Rudy:
"Tengo muchísimas ganas. Desde entonces he disputado unos cuantos partidos en la Bundesliga, pero no en la Champions League. Mi meta ha sido siempre jugar a nivel internacional. La Liga de Campeones es algo especial. Tengo muchas ganas".

Noticias