presentada por
Menú
Entrevista en su 60 cumpleaños

Augenthaler: "El Bayern siempre fue mi club, mi familia'"

Fue una de las figuras destacadas del Bayern en los 80 y los 90. Con la firmeza de su juego Klaus Augenthaler lideró a la defensa muniquesa y, con sus precisos balones en largo, nutrió constantemente a los atacantes del Bayern. Su apodo "Auge" (Ojo en alemán) se lo ganó a pulso.

Durante 17 años vistió la camiseta del Bayern (545 partidos, 52 goles) y en 7 campañas lució el brazalete de capitán (1984 - 1991). Con el equipo bávaro conquistó 7 Bundesligas y 3 copas de Alemania. Este martes Augenthaler cumple 60 años.

Siempre fiel al Bayern, si contamos sus 5 años como segundo técnico, podríamos afirmar sin equivocarnos que ha pasado un tercio de su vida en la Säbener Straße. "Siempre pensé en rojiblanco", así ha definido siempre su relación con el Bayern el campeón del mundo de 199. En la actualidad, Augenthaler trabaja como analista en FC Bayern.tv live y disfruta del tiempo con su familia.

Augenthaler nos comentó que celebrará su cumpleaños con sus familiares y amigos en Graz. Pero antes tuvo tiempo para atender a fcbayern.com y concedernos la siguiente entrevista.

La entrevista a Klaus Augenthaler

Hola Sr. Augenthaler. Este martes alcanza una cifra redonda. ¿Cómo afronta esta nueva etapa?
Augenthaler: "Con el 6 ahí delante me resulta algo más difícil que con 50. Pero bueno, lo importante es como uno se siente. Uno debe estar pudiendo llegar a la cama cada noche y levantarse sano".

¿Cómo se encuentra?
Augenthaler: "Ciertamente no tengo ningún problema de salud. Hace medio año me operaron la cadera. Lo retrasé dos o tres años. Ahora me siento un hombre nuevo y puedo jugar de nuevo al fútbol. Puedo ser activo de nuevo. Eso me divierte".

¿Qué repaso hace de sus 60 años?
Augenthaler: "Uno siempre se pregunta dónde se fue todo el tiempo. Cuando dirijo un entrenamiento o estoy sobre el césped, como el año pasado en Donaustauf, entonces me siento joven en la cabeza. Uno se piensa que sigue teniendo 30 años. Pero los huesos me dicen algo bien distinto. Uno nota que más bien tiene el doble de años".

Klaus Augenthaler
Mi familia y mis amigos siempre estuvieron ahí.

¿Cambiaría algo de su vida?
Augenthaler: "Creo que lo hice todo de manera correcta. Como jugador solo tuve un club, el Bayern. 17 años como jugador, 5 como técnico. Claro que uno luego recuerda que quizá Inglaterra podría haber sido algo interesante. Su estilo de juego siempre me gustó aunque no sea moderno. También hubo compañeros que se marcharon a Italia como Brehme, Klinsmann o Matthäus. Seguramente habría sido una experiencia interesante. Pero creo que no hice nada falso".

Acaba de comentar que estuvo 20 años al servicio del Bayern. ¿Qué lugar ocupa el Bayern en su vida?
Augenthaler: "Siempre, ahora también, pensé en rojiblanco. Siempre fue mi club y mi familia".

En ese periodo conquistó 7 ligas, 5 como capitán. ¿Destacaría algún título liguero en especial?
Augenthaler: "Claro que el primer título liguero fue especial. También el de 1986, cuando ganamos en el último suspiro. El Bremen era nuestro rival y siempre iba por delante. Fue una año especial. En el partido de casa, en noviembre, cometí la falta a Rudi Völler que le dejó 5 meses fuera. Regresó en la vuelta y causó un penalti. Si Kutzop lo hubiera metido, habríamos acabado segundos. Por eso recuerdo con mucho cariño esa liga".

Su carrera seguro está llena de anécdotas. ¿Tiene alguna historia especial que contarnos?
Augenthaler: "Hubo muchas historias. Por ejemplo cuando Bernardo llegó al Bayern. Era el comienzo de la temporada, teníamos planeado un paseo en barco. Acababa de llegar del aeropuerto y Uli Hoeneß nos dijo que desconocía si Bernardo sabía nadar. Debíamos tener cuidado y no lanzarlo al agua. Nos habíamos tomado un par de cervezas y el primero que acabó en el agua fue Bernardo. Entonces empezaron a llamarme 'Cocodrilo'. No había visto a nadie nadar tan rápido y sacar el cuerpo hasta la cintura".

Ahora ha regresado al Bayern como experto y analista de Bayern.tv. ¿Le divierte su nuevo trabajo?
Augenthaler: "La verdad es que me divierto muchísimo. He vuelto a la familia del Bayern. No solo me reúno con los trabajadores del club, también con los jugadores. Es bonito tener siempre la puerta abierta".

Como futbolista destacó por su buen ojo y sus pases en largo. ¿Hay un nuevo Klaus Augenthaler en el actual Bayern?
Augenthaler: "Mats Hummels o Jérôme Boateng quizá, aunque ellos son más atléticos y más grandes. Pero saqué mucho partido a mi físico".

Para cerrar, nos gustaría que nos comentara una escena curiosa de su carrera como técnico. En 1996, durante el duelo contra el Karlsruher pareció que se quedara dormido…
Augenthaler: "¡Es lo que parecía! La verdad es que fue un partido malísimo. Ganábamos 0-1 y hacía muchísimo frío. Miraba constantemente mi reloj y me grabaron de tal manera que parecía que tuviera los ojos cerrados. Pero realmente solo miraba la hora. Creo que era el minuto 78 y estaba deseando que pitaran el final".

Noticias