presentada por
Menú
"Mejor partido hasta la fecha"

El Bayern convence con alegría en el juego y entrega

Este sábado comenzó la Oktoberfest en Múnich y eso se nota en la ciudad. El ambiente festivo también reinó en un Allianz Arena en el que el Bayern goleó 4-0 (2-0) al Mainz 05 con una actuación repleta de alegría en el juego y numerosas ocasiones claras.

"El de hoy fue un partido muy positivo. Creo que tuvimos el control desde el inicio y generamos muchas acciones buenas", resaltó el director deportivo Hasan Salihamidzic. Ciertamente el Bayern encerró a su rival en el área desde los primeros compases. El equipo de Carlo Ancelotti impuso un ritmo altísimo a su juego y a los 11 minutos ya mandaba 1-0 en el marcador merced al tanto de Thomas Müller.

Robben marca con la derecha

"Teníamos muchas ganas de demostrar algo de nuevo", aseguró el goleador a posteriori. El buen hacer de ayer ante el Mainz fue, sin duda, la respuesta adecuada a la derrota encajada el fin de semana pasado en Hoffenheim. Los pases al hueco y las rápidas combinaciones desbordaban una y otra vez el planteamiento defensivo del once de Maguncia. En una de esas acciones, Arjen Robben se plantó solo ante René Adler e hizo el 2-0 a los 23 minutos elevando con elegancia el esférico... ¡con su pie derecho! "No es ningún secreto que mi pie fuerte es el izquierdo, pero hoy también salió bien con el derecho",resaltó el internacional de Países Bajos.

Pese a la ventaja en el marcador, el Bayern no levantó el pie del acelerador. En el minuto 50, Robert Lewandowski logró el 3-0 y en el 77 el polaco elevó el marcador al 4-0 definitivo. "Hemos jugado bien, con intensidad. Nuestros cuatro hombres de arriba combinaron bien, tuvieron mucha movilidad", explicó Ancelotti. "Ha sido nuestro mejor partido hasta la fecha", señaló Joshua Kimmich, asistente en tres de los cuatro goles de ayer.

Confirmar el rendimiento el martes

"Tuvimos alegría en el juego y jugamos todos al servicio del equipo. Hoy no hay nada que criticar. Ahora debemos tomar esta alegría en el juego para los próximos compromisos", comentó Müller. El calendario se aprieta.

"Ahora continuamos con una tarea complicada visitando al Schalke", resaltó Mats Hummels refiriéndose al duelo liguero de este martes. Mientras Múnich celebra la Oktoberfest, Robben y cías. deberán esperar para visitar la tradicional fiesta bávara. Por ahora, toca trabajar en la ciudad deportiva. "Debemos continuar así, demostrar que no solo fue cuestión de un día. Ha estado bien, disfrutamos. Debemos jugar así, con esa agresividad arriba", concluyó Arjen Robben. El martes llega una nueva oportunidad.

Noticias