"Comer bien, dormir mucho y beber mucha agua"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El día amaneció nublado, con ramas y muchas hojas por los suelos. La tormenta Herwart pasó también por Baviera aunque no impidió que el equipo trabajara en la Säbener Straße unas horas después del 2-0 (2-0) cosechado ante el RB Leipzig. Un resultado que encaramó al Bayern a lo más alto de la tabla 161 días después.

"Es una buena sensación", reconoció Hasan Salihamidzic repasando una tabla clasificatoria en la que el cuadro muniqués es primero con tres puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund. "Este solo es un paso más en busca del título liguero", añadió un director deportivo que se mostró contento con el partido de los suyos: "De nuevo nos medimos a un rival potente. Tienen un plan, juegan con garra. Les hicimos frente y dominamos el partido. Enhorabuena al equipo".

"Antes del partido comentamos que los resultados de la jornada eran buenos y por eso queríamos ganar este partido como fuera", resaltó Sebastian Rudy. "El equipo ha estado muy metido desde el comienzo", analizó Jupp Heynckes. El duelo vino marcado por la expulsión de Willi Orban en el minuto 13 tras una clara falta siendo el último hombre sobre Arjen Robben. "Cuando el rival ve una roja tan pronto, a este nivel, está claro que es una ventaja", añadió el técnico.

El Bayern no se relaja

"Resultó muy importante dejar claro desde la expulsión que queríamos ganar el partido", aseguró Joshua Kimmich. Seis minutos después de la roja de Orban, James Rodríguez hizo el 1-0 con un remate raso, y en el 38, Robert Lewandowski amplió la ventaja local a 2-0 antes del descanso. "Aprovechamos bien la superioridad y nos marchamos a los vestuarios en el 2-0. Podríamos haber hecho más goles", indicó Kimmich. La única mala noticia de la tarde: las molestias sufridas por Robert Lewandowski. El polaco fue sustituido en el minuto 45 y esto domingo no entrenó con el grupo. Quien si estuvo fue el francés Kingsley Coman.

El calendario no da descanso y cada jugador es necesario en esta fase del campeonato. "El equipo está cansado, claro. El miércoles disputamos una gran batalla copera que duró más de 120 minutos. Por eso lo hemos hecho bien hoy. Es muy importante como jugamos hoy". Robben compartió la opinión del técnico: "No permitimos ocasiones al rival, pero tampoco jugamos un gran fútbol. Vamos mejorando".

La receta de Robben para Glasgow

"La segunda mitad fue aburrida para el aficionado neutral porque bajamos el ritmo. Sabemos que el martes llega el próximo compromiso", explicó Kimmich. Uno muy importante, de hecho. El cuadro muniqués visitará en Champions League al Celtic de Glasgow. "Queremos completar un buen partido y aprovechar la ocasión de asegurar el pase a octavos. Ahora estamos en racha y queremos seguir aumentándola", adelantó Salihamidzic.

"El partido de Glasgow es muy importante. Solo disponemos de dos días para recuperar. Por eso debemos comer bien, dormir mucho y beber mucha agua", señaló Robben. Al Bayern le espera en Escocia "un ambientazo", tal como dijo un Kimmich que concluyó: "En el partido de ida lo hicimos muy bien contra el Celtic. Sin embargo, todo empieza de cero. Queremos ganar y continuar también en Dortmund. Pero primero, llega la Champions".


Comparte este artículo