Recarga la confianza antes de afrontar unas semanas difíciles

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Tres partidos, nueve puntos, nueve goles a favor, ninguno en contra: la primera semana de Jupp Heynckes en el banquillo del Bayern no ha podido ser mejor. Tras los dos claros marcadores ante el SC Friburgo (5-0) y el Celtic de Glasgow (3-0), el cuadro bávaro cosechó un apretado e importantísimo 0-1 (0-0) en Hamburgo. Un resultado con el que el Bayern iguala al Borussia Dortmund en lo más alto de la tabla.

"Hace una semana teníamos 5 puntos de desventaja con el Dortmund, ahora estamos igualados de nuevo", señaló Arjen Robben tras el choque disputado en el Volksparkstadion. "Sabíamos que el Dortmund se había dejado dos puntos en su partido y eso fue una motivación extra, queríamos ganar como fuera", resaltó un Sven Ulreich que con el de ayer suma tres partidos consecutivos imbatido.

Cinco cambios en el once del Bayern

Heynckes había advertido de la dificultad que conllevaba la visita al 15º clasificado. "Este equipo es mejor de lo que reflejan los resultados", había comentado el técnico de 72 años en la previa del duelo. Y lo cierto es que lo reflejado sobre el césped en la tarde de ayer le dio la razón. La presión del Hamburgo evitaba la fluidez en el juego del Bayern.

"En Hamburgo siempre ha resultado complicado. He perdido varias veces aquí, los grandes siempre sufren aquí, por eso me alegra mucho que hoy hayamos podido ganar", reconoció Mats Hummels. "Todos sabemos que los partidos aquí siempre son difíciles, el Hamburgo siempre actúa con mucha pasión y garra", subrayó Robben.

Mejor con superioridad numérica

La primera mitad fue intensa, pero ciertamente carente de ocasiones claras (Robben: "En esa fase no lo hicimos bien tácticamente). "Hasta la expulsión, el partido estaba muy complicado", analizó Hummels. En los instantes finales de la primera mitad Gideon Jung vio la tarjeta roja por una clara falta en el centro del campo a Kingsley Coman.

En la reanudación, el Bayern no tardó en aprovechar la superioridad numérica. Corentin Tolisso (52´) hizo el 0-1 en los primeros compases de la segunda mitad. Posteriormente el Bayern generó varias ocasiones claras para aumentar su renta pero, a diferencia de los dos primeros partidos con Heynckes en el banqullo, el equipo careció de efectividad ante la meta contraria. "Debemos matar antes los partidos", indicó el central Niklas Süle, aunque recordó: "Un 0-1 también suponen 3 puntos y estamos muy contentos con el resultado".

El director deportivo Hasan Salihamidzic también se mostró "contento por la victoria, aunque todos sabemos que podemos hacerlo mejor". Ocasiones para mostrar una mejor cara no le van a faltar al Bayern. Ahora los hombres de Heynckes afrontarán un doble enfrentamiento contra el RB Leipzig (en copa y liga), antes de viajar a Glasgow y Dortmund. "Hemos recargado la confianza y afrontamos motivados estas dos semanas difíciles, pero también muy interesantes", concluyó Salihamidzic.


Comparte este artículo