anderlecht_ima_221117

"El sábado debemos actuar de una manera bien distinta"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Bruselas es una ciudad con dos perfiles bien diferentes. Por un lado, sobresalen los rascacielos y las oficinas gubernamentales. Por otro, esconde barrios y calles con arquitectura del S.XIX. El Bayern también mostró dos caras bien distintas en la noche de ayer en el 1-2 ante el Anderlecht de la 5ª jornada de la Liga de Campeones.

Durante la primera mitad, el equipo de Heynckes no se metió en ningún momento en el partido. Las ocasiones las puso el Anderlecht. "No encontramos nuestro ritmo", indicó el director deportivo Hasan Salihamidzic. "El equipo estuvo irreconocibleen la primera mitad. Las líneas estaban muy separadas", analizó Jupp Heynckes. "Nos complicamos bastante. Tuvimos muchas pérdidas de balón", comentó el debutante Marco Friedl.

Infranqueable Ulreich

Tan solo Ulreich evitó que los muniqueses se marcharan al descanso por detrás en el marcador. "Podemos agradecerle a Sven haber acabado la primer parte en empate", subrayó Jérôme Boateng. Ulreich le ganó la partida en varias ocasiones a los delanteros belgas. El arquero continúa mostrando la buena línea de las últimas semanas. "Ulle lleva varias semanas parando muy bien. Es un apoyo importantísimo", destacó Mats Hummels.

Y en la segunda mitad, el Bayern mostró una cara bien distinta. Los muniqueses empezaron a dominar todos los balones divididos y, sobre todo, a generar ocasiones. Heynckes encontró las palabras adecuadas durante el descanso. A los 7 minutos de la reanudación abrió la lata Robert Lewandowski (52´). El Bayern se hizo con el control del partido. Pero el fútbol no es una ciencia exacta. Cuando más sufría el Anderlecht, Sofiane Hanni (63´) logró el empate. Pero el Bayern de la segunda parte, si era el líder de la Bundesliga. En el 78 Corentin Tolisso marcó el 1-2 de cabeza tras un centro medido de Kimmich.

La victoria es lo importante

"Quizá no nos metimos en el partido. Hemos ganado 1-2, pero no es un triunfo meritorio", resumió el técnico alemán. Karl-Heinz Rummenigge comentó durante la cena pospartido: "No creo que el partido entre en los libros de historia futbolística". El directivo no tardó en añadir: "Pero creo que eso da igual". Los tres puntos viajan a Múnich.

La nota negativa de la noche europea: las lesiones de Thiago y Arjen Robben. El dúo se perderá el partido de este sábado en Mönchengladbach. La expedición muniquesa ha puesto rumbo directamente a la ciudad alemana, dada su cercanía a Bruselas.

"No hemos hecho un buen partido. Y por eso es bueno que estemos unidos y hagamos un análisis crítico de nuestro rendimiento", señaló Boateng . "El sábado nos medimos a un rival bien distinto, debemos actuar de una manera bien distinta, sino resultará muy complicado", añadió el central de 29 años. "Ahora debemos recuperar bien y mostrar una cara bien distinta en Gladbach este sábado", concluyó Ulreich.