"Alegría y cansancio" en el Bayern tras el duelo de Glasgow

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Los jugadores del Bayern realizaron un último esfuerzo y se acercaron trotando a la esquina donde estaban los 5000 aficionados del Bayern que ayer estuvieron en Celtic Park. Sven Ulreich, Arjen Robben y cía. disfrutaron cantando y bailando con los suyos. Había motivos para ello. El once muniqués acababa de derrotar a un buen Celtic 1-2 (0-1), un resultado que sellaba el billete a octavos de la Champions. "Naturalmente estamos muy contentos, es un buen día", comentó David Alaba tras la victoria nº 250 del Bayern en la máxima competición europea.

"Hemos disputado tres partidos en seis días. Al final estás realmente cansado", señaló Arjen Robben. "Sabíamos que aquí el partido sería bien distinto al de Múnich. El Celtic ejerció una gran presión, los aficionados han estadi ahí siempre que lo han necesitado. Para nosotros fue más complicado que en Múnich", indicó Ulreich recordando el 3-0 de hace unas semanas.

Los jugadores del Bayern coincidieron en destacar el ambientazo vivido en Celtic Park. "Cultura futbolística pura", subrayó Karl-Heinz Rummenigge durante su tradicional discurso en la cena pospartido. "El escenario nos impresionó", reconoció Niklas Süle que disfrutó especialmente de la experiencia vivida en su tercer partido en la Champions League: "Fue increíble lo sucedido durante el himnso". Alaba añadió: "El ambiente ha sido único, algo muy especial". Ulreich se mostró en la misma línea: "Ha sido bonito jugar en un estadio como este, sobre todo con el resultado final a nuestro favor".

Asistente Ulreich

Precisamente el arquero fue fundamental en la victoria del Bayern. El guardameta de 29 años asistió a Coman en el primer tanto de la noche con un pase en largo (22´). Primera asistencia de un cancerbero alemán en la Champions League. Posteriormente evitó en varias ocasiones el empate escocés. "Estoy contento por haber podido ayudar al equipo", comentó un Ulreich que nada pudo hacer en el momentáneo empate de Callum McGregor (74´).

No tardaría en adelantarse de nuevo el Bayern. Poco más de tres minutos más tarde, Alaba metió el balón al área y Javi Martínez (77´), se elevó por encima del resto para hacer el definitivo 1-2. "El partido podría haberse decantado de otra manera, pero conocemos también nuestro potencial. Intentamos mantener la cabeza fría y continuar haciendo nuestro juego. Y al final nos salió bien", analizó Alaba.

Jupp Heynckes destacó también al rival: "El Celtic ha hecho un grandísimo partido. No solo jugaron con garra, durante muchos minutos jugaron un gran fútbol. Todo el mundo sabe que los aficionados escoceses, especialmente los del Celtic, apoyan a su equipo con todo. Enhorabuena al rival, nos hizo la vida muy difícil". Süle añadió: "El Celtic lo ha hecho muy bien, tuvimos nuestros problemas. Pero afortunadamente hemos ganado y estamos en octavos".

Lewandowski a un paso del regreso

Pero no hay tiempo para celebraciones. Este sábado el Bayern visita al Borussia Dortmund en liga (18:30h CET). Un duelo en el que el cuadro muniqués espera sumar la séptima victoria en el séptimo partido desde la llegada de Heynckes. "Estamos contentos y satisfechos, por haber ganado en Glasgow. Ahora podemos concentrarnos en el sábado", aseguró el director deportivo Hasan Salihamidzic.

"Afrontamos el duelo con mucha confianza. La presión no la tenemos nosotros. Podemos estar felices por contar ahora con tres puntos de ventaja tras haber ido cinco por detrás. Para nosotros solo puede mejorar la cosa", reconoció Robben. En ese choque todo apunta a que el Bayern podrá contar con Robert Lewandowski. "Ha entrenado bien y no tiene molestias. Seguramente pueda jugar de inicio en Dortmund", conluyó Brazzo.