Müller: "tengo un buen cuerpo"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Con una amplia sonrisa recibió el martes Thomas Müller a los medios en la sala de prensa. Tras un baja por lesión de cinco semanas, el delantero vuelve a estar a disposición del míster este fin de semana. "Me siento muy bien y por eso tengo muchas ganas de jugar. En cualquier caso, estoy listo" dijo el de 28 años con mucha ilusión de cara al partido en casa contra el Hannover 96.

Detrás deja duras semanas de rehabilitación y entrenamientos en solitario. "Ha sido un tiempo complicado" recuerda el campeón del mundo sobre el parón tras la rotura fibrilar que sufrió en el partido contra el Hamburg. Lo más complicado para él ha sido que en las últimas semanas se ha perdido partidos "entre los que había algunos fundamentales. Cuando pienso en el partido de Copa en Leipzig. O en Glasgow, me hubiera gustado poder jugar esos".

Sin riesgos

Es la primera vez que el atacante se pierde más de un partido debido a una lesión. "Tengo un buen cuerpo que no es propenso a las lesiones Por mi forma de jugar intento prevenir los riesgos y los peligros" aclaró no dando atisbo de queja por la situación.

"Pues así es. Siempre trabajo en las tareas que la vida me depara y una lesión era parte del paquete" dijo el bávaro, que se mostraba "satisfecho" con la rehabilitación. El trabajo con los fisios ha sido intenso y ha tomado tiempo. "Al principio éramos cautos. En otra fase de la temporada quizás habríamos arriesgado más" recordaba Müller.

Listo para el impulso de final de año

Por ese motivo esta semana también hubo ejercicios de entrenamiento específicos. Un ejemplo es la finalización prematura de la comparecencia ante los medios. "El martes y el miércoles he entrenado a tope y el miércoles preparamos un día un poco más tranquilo. No necesito entrenar por completo cinco días antes de jugar mi primer partido para entrar en él sobrecargado" dijo el punta.

Ahora se siente totalmente preparado para lo que le espera. Seis partidos tendrán lugar en las próximas tres semanas antes de Navidad. "La exigencia será alta. Tenemos que puntuar en todos los partidos y prepararnos así una bonita Navidad" anunció Müller.


Comparte este artículo