Starke: "Mientras respondan los huesos, aquí estaré"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

En realidad Tom Starke había colgado los guantes en verano. Pero tras la lesión sufrida por Manuel Neuer en septiembre, el arquero de 36 años Bayern regresó a los terrenos de juego. Y lo hizo manteniendo la portería a cero en Frankfurt y Colonia. El arquero ha dejado más que claro que se puede seguir confiando en él. "Parece que tiene 50 años pero juega como uno de 28", comentó Javi Martínez sobre su compañero.

Starke conversó hoy con fcbayern.com sobre su vuelta al equipo, su trabajo en el FC Bayern Campus y su mote en las redes sociales "Starke die Krake" (el pulpo Starke).

La entrevista a Tom Starke:

A finales de septiembre regresaste al equipo por la lesión de Manuel Neuer. ¿Cómo te sientes bajo palos de nuevo?
Starke: "No estuve tanto tiempo fuera, realmente fueron un par de semanas. Tomé la decisión en verano concientemente, quería dar paso a los jóvenes. Por ejemplo Christian Früchtl o Ron-Thorben Hofmann. Ahora ha llegado así. Me encanta, estoy aún en forma. El fútbol me divierte".

¿Tuviste que recuperar mucho físicamente?
Starke: "La fuerza no se había ido realmente. En mi nuevo trabajo como entrenador de porteros tenía que tirar mucho a puerta por ejemplo. Es cierto que tengo que calentar mucho para evitar cualquier posible lesión. En ese sentido, todo bien. La carga de entrenamiento en el primer equipo del Bayern es distinta, claro, mucho más alta. Pero uno se mete rápido de lleno".

¿Tuviste que pensártelo mucho tiempo cuando te preguntaron si querías sustituir a Manuel Neuer?
Starke: "No tuve que pensármelo. Ya hablamos la temporada pasada que podían contar conimgo si había alguna urgencia. Ninguno pensábamos que esa situación llegaría tan pronto. Manuel tenía que recuperarse de una lesión relativamente larga. No sucedió y Hasan Salihamidzic me llamó para que me incorporará de inmediato. Pero no quise abandonar mi trabajo entrenando a los más jóvenes".

Estabas retirados. ¿Cómo te motivas a diario para rendir al máximo de nuevo?
Starke: "Me motiva porque es mi afición. Estoy sobre el césped con los mejores jugadores de mundo. Esa ha sido siempre mi motivación. Ahora se trata de ayudar a los más jóvenes. Ahora me necesitan y estoy encantado de poder ayudar".

No has estado tanto tiempo fuera, ¿te ha dado tiempo a echar de menos el fútbol profesional?
Starke: "Estar sobre el césped es motivante. Noté que me faltaba algo cuando empecé a entrenar de nuevo. Pero es cierto que con mi nueva actividad no me daba cuenta. Me alegra muchísimo poder disfrutar de esta experiencia de nuevo".

¿Y hay algo que no hayas echado de menos?
Starke: "*(Se ríe)*Los viajes. Es parte de esto. Le he prometido a mi familia que voy a pasar mucho tiempo con ellos en casa. Ahora es cierto que paso menos tiempo".

Además de entrenar en la ciudad deportiva, ¿luego pones rumbo al Campus para seguir realizando tu trabajo?
Starke: "Entreno por la mañana en la Säbener Straße. Luego recupero en el gimnasio y tras el almuerzo voy al Campus. En torno a las 17:30h estoy entrenando con los chicos sobre el césped".

¿Cómo llevas esa doble carga?
Starke: "Físicamente sin problemas, supone más un trabajo de cabeza. Me divierto tanto que no tengo que motivarme. Puedo jugar aquí y disfrutar con mi afición y luego voy al Campus y puedo aportar mis ideas".

¿Cuáles son tus funciones exactamente?
Starke: "Soy coordinador de porteros. Me ocupo de todos los porteros del club desde los sub-9 hasta los sub-19, y ahora también los sub-23. Transmitimos la filosofía del club a los guardametas. Ojeamos que tipo de porteros queremos, les enseñamos la forma de jugar del Bayern. Me reúno semanalmente con todos los entrenadores de porteros del club. Yo entreno a los sub-19, por ejemplo, la mayor categoría del Campus, también pondré ahora un ojo en los sub-15".

¿Y qué futuro inmediato te espera? ¿Ha habido ya conversaciones con el club?
Starke: "La única charla que hemos tenido es que estoy disponible hasta que los demás vuelvana estar en forma. Eso ya lo había comentado. Mientras respondan los huesos, aquí estaré. Sinceramente espero que Manu regrese muy rápido".

En copa os mediréis a uno de tus exequipos, el Paderborn. ¿Sigues teniendo contacto con el club? ¿Cómo reaccionaron al emparejamiento?
Starke: "Sí, hablo mucho con el director deportivo, Markus Krösche, jugamos juntos. También hablo con más personas del club. Me alegra mucho poder volver a Paderborn. Reaccionaron con ironía. Por ejemplo, me decían que si firmaba un 3-0 para ellos. (risas) Saben que les ha tocado el peor rival pero tienen claro que lo darán todo".

¿Cuáles son las metas del Bayern este año?
Starke: "Todos. En copa ya hemos eliminados a los dos rivales más duros: Dortmund y Leipzig. Aunque a un partido puede pasar de todo. Debemos estar despiertos. En liga todo marcha perfecto, empezamos muy bien la segunda vuelta en Leverkusen. Y en la Champions League, a partir de cuartos cualquiera puede ganar el título. Dependerá del estado de forma y un poco de la fortuna. El ambienet en el vestuario es extraordinario y estamos recuperando a todos los lesionados a excepción de Manu y Thiago. El técnico dispone de más opciones y puede ir reservando jugadores. No hay nada más bonito que salir al balcón del ayuntamiento, mejor si lo hacemos tres veces".

¿Qué siente uno cuando recibe un mote como el de #StarkedieKrake (#ElPulpoStarke) en las redes sociales al final de su carrera?
Starke: "*(Risas) El pulpo*Starke. Me parece muy gracioso. Se hace honor a mis últimas actuaciones. Hay que tomarse todas estas cosas con humor".


Temas de este artículo

Comparte este artículo