"Sabíamos lo que teníamos que hacer"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El alivio estaba escrito en la cara de Peter Hermann después del partido contra el FC Schalke 04. Su Bayern acababa de ganar 2-1 y mantuvo la ventaja de 18 puntos en la parte superior de la tabla. Y, por primera vez, el FCB fue realmente su equipo, porque después de la baja por enfermedad del entrenador Jupp Heynckes, Hermann fue el técnico responsable en la banda.

"Estaba nervioso. Es algo distinto", admitió el de 65 años. Por lo general, él trabaja en segundo plano, este sábado por la noche, el foco de atención se centró sobre él. "Se le notó el nerviosismo, eso también lo comunicó abiertamente. Pero lo hizo bien. Nos colocó bien y pulsó la tecla correcta", no fueron los elogios solo por parte de Sven Ulreich.

Récord para Lewandowski

De hecho, el Bayern sacó bien un un duro partido en su contra. El Schalke quiso presionar a los líderes con una temprana presión, pero el once de Hermann pudo liberarse y tomar pronta ventaja. Ya en el minuto 6 anotó Robert Lewandowski después de un lejano disparo de Müller para hacer el 1-0. No fue solo el primer gol más tempranero de la temporada para el Bayern, sino también un récord para el máximo goleador, que ha anotado en los once partidos en casa de la Bundesliga.

Hasta ahora, esta hazaña solo ha había realizado con éxito un delantero: el enfermo entrenador de Lewandowski, Heynckes. Este, en la temporada 1972/73 también marcó en los primeros once partidos en casa en al menos una ocasión en cada uno. "Es bueno estar en el mismo nivel que él", dijo el polaco, "es una lástima que no estuviera aquí". En dos semanas, el jugador de 29 años ahora tendrá la oportunidad, en el partido contra el Hertha, de establecer un nuevo récord.

Con este tanto también quedó claro que el Bayern no tuvo problemas con la ausencia del entrenador. "Sabíamos lo que teníamos que hacer y lo que queríamos hacer", dijo Thomas Müller con confianza. Eso no lo modificó el gol del momentáneo empata de Franco Di Santo (29'), ya que el propio Müller puso de nuevo por delante a los campeones alemanes solo siete minutos después.

Enhorabuena del jefe

Después de eso, el Bayern controló el juego y apenas permitió ocasiones del rival. Heynckes pudo seguir el partido con calma en su cama y envió a Hermann inmediatamente un SMS de felicitación. También el domingo, el técnico de 72 años no estaba lo suficientemente bien y Hermann dirigió el entrenamiento.

El trabajo en la cancha de entrenamiento es obviamente más evidente para el asistente. "En las sesiones de entrenamiento, siempre está al 100% apasionado", explicó David Alaba, quien ante el Schalke disputó su partido número 200 de la Bundesliga - el jugador extranjero más joven de la historia. En el mejor estado de ánimo, comienza la preparación para la primera fase decisiva del año.

El sábado, el FCB viajará al Wolfsburgo y unos días más tarde, el Besiktas Istanbul llegará al Allianz Arena para el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. "También tenemos que mostrar nuestro rendimiento contra el Besiktas", miró hacia adelante Ulreich. Contra el Schalke, el Bayern demostró que puede hacerlo y ni siquiera se detiene con sorpresas personales.


Comparte este artículo