Concentración en el Bayern para "continuar el ritmo"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Racha continuada, ventaja ampliada, el alirón aún más cerca. La visita del Bayern al 1. FSV Mainz 05 en la tarde de ayer fue todo un éxito. El 0-2 cosechado ayer ante el 15º clasificado no solo supuso la octava victoria consecutiva del cuadro muniqués, también conllevó la ampliación de la ventaja sobre el segundo clasificado a, como mínimo, 17 puntos. El 28º título liguero parece ser solo una cuestión de tiempo.

"No creo que se ponga emocionante, estamos trabajando muy duro semanalmente para evitarlo. Queremos continuar con este ritmo", aseguró el capitán Thomas Müller a la finalización del duelo disputado ante los 34.000 espectadores que ayer abarrotaron el Opel Arena de Maguncia. Mats Hummels, quien disputó su primer partido en 2018, comentó: "Con una ventaja tan amplia y ante la falta de constancia de nuestros perseguidores, sería un milagro que la cosa se apretara de nuevo".

Dos genialidades

El choque ante el Mainz fue de todo menos sencillo para el once de Heynckes. El técnico alemán introdujo ayer siete variaciones en el equipo que se impuso hace una semana al Hoffenheim. El equipo no se resintió y la 17ª victoria en 21 partidos se hizo realidad. "Realmente no fue fácil imponer nuestro juego, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones del campo", analizó David Alaba. El Bayern marcó el tempo ante un compacto Mainz.

"Uno se piensa que este tipo de partidos son fáciles para el Bayern. Pero hoy de nuevo quedó claro que los rivales se crecen ante nosotros, física y mentalmente están mucho más metidos y además también juegan bien al fútbol", explicó Heynckes. Dos genialidades de Franck Ribéry (33´) y James (44´) marcaron distancias con un valiente Mainz en el marcador antes del descanso.

Ocasiones desaprovechadas

"Fueron unos golazos", resumió Müller tras un "partido disputadísimo". Sobre todo porque el Bayern no materializó las numerosas ocasiones generadas en el arranque de la segunda mitad. "Básicamente deberíamos haber marcado más goles", reconoció Müller con tono crítico ante la falta de acierto de los suyos.

"Dispusimos de cinco o seis ocasiones claras tras el descanso. Tenemos que meterlas, el partido habría sido más sencillo", subrayó Heynckes antes de añadir: "Luego estuvimos algo relajado en la transición, nos faltó concentración. El Mainz lo hizo bien y nos metió mucha presión".

"Al final animamos el partido", indicó el arquero Sven Ulreich, autor de varias paradas destacadas que ayudaron a sellar la "en líneas generales merecida victoria" (Heynckes) del Bayern. El martes (18:30h CET) el cuadro muniqués afrontará su próximo compromiso ante el Paderborn (líder de tercera) en cuartos de final de la copa alemana. "No debemos confiarnos con el Paderborn, será un partido también muy difícil, tenemos que estar preparados", concluyó Sebastian Rudy.


Comparte este artículo