La derrota en Leipzig “no es una desgracia” para el Bayern

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Toda racha tiene su final. Esto fue lo que experimentó el domingo por la noche el FC Bayern en su visita a Leipzig. Tras 18 partidos seguidos invicto, seis victorias consecutivas a domicilio en Bundesliga y casi tres años sin derrotas en domingo, el Rekordmeister alemán fue derrotado por los sajones por 2-1 (1-1) en su partido número 900 como visitante. Para los muniqueses es la primera derrota en casi cuatro meses.

"Nos hemos enfrentado a un rival que fue muy intenso y agresivo. Por eso tenemos que decir claramente que el Leipzig fue el merecido ganador del encuentro", dijo el entrenador del Bayern Jupp Heynckes tras el partido en un abarrotado Red Bull Arena. "Hay partidos en los que no jugamos tan bien. Nosotros también tenemos que luchar por nuestras victorias, hoy estaba delante un magnífico equipo como el Leipzig. Eso hay que reconocerlo."

Ulreich realizó grandes paradas

"No fue nuestro día", comentó también el director deportivo Hasan Salihamidzic. A pesar de la temprana ventaja con el gol de Sandro Wagner (minuto 12), el Bayern no encontró su juego. "No hemos entrado bien en el partido, no jugamos bien durante la primera hora", analizó Salihamidzic, "el Leipzig fue hoy mucho más determinante." Naby Keita (37.) y Timo Werner (56.) remontaron el partido a favor de los locales para lograr así su primera victoria contra el Rekordmeister.

"Tras el 0-1 no volvimos a ganar tantos duelos", se quejó el portero Sven Ulreich, que evitó varios goles del Leipzig con buenas paradas. "No logramos defender con agresividad tras ponernos en ventaja y dejamos que nos crearan muchas ocasiones. Tenemos que reconocer que no hemos jugado tan bien como estamos acostumbrados."

"Nos molesta a pesar de todo"

El central Mats Hummels no estaba muy contento con la primera mitad, en la que el Leipzig "tuvo el partido de su lado. Al descanso, el Leipzig podría, o debería, haber estado por delante." En la clasificación no ha cambiado nada por la derrota, la ventaja sobre el FC Schalke 04 sigue siendo de unos cómodos 17 puntos a falta de siete partidos. "No es grave, pero nos molesta a pesar de todo", dijo un fastidiado Hummels sobre la "merecida" derrota.

Así también lo vio Heynckes. "Para nosotros no es una desgracia perder ante un buen equipo como este, eso hay que tenerlo en cuenta." El experimentado entrenador de 72 años no estaba especialmente satisfecho con el desempeño defensivo de su equipo. "Nuestra transición defensiva no fue muy buena, ya que le dejamos al rival demasiados espacios." Especialmente en la última media hora con el marcador de 2-1, su equipo "jugó mucho mejor", pero no fue suficiente para ganar un punto.

Muchas ocasiones para corregir estos errores de cara a los próximos partidos no va a tener Heynckes. En Leipzig ya se despidió gran parte de la plantilla por el parón de selecciones. El miércoles de la próxima semana volverá a tener Heynckes a toda la plantilla disponible para empezar a preparar el próximo partido de liga contra el Borussia Dortmund. También Heynckes pasará unos días en Niederrhein, su tierra natal, ya que a partir del fin de semana de pascua entramos en la parte importante de la temporada.


Temas de este artículo

Comparte este artículo