Viaje conmemorativo de los aficionados del Bayern a Auschwitz

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

La diversidad y la antidiscriminación se encuentran entre los motivos centrales del trabajo educativo en el fútbol profesional alemán. Para el FC Bayern Munich también es importante promover la tolerancia y la integración, siempre en memoria del ex presidente Kurt Landauer. Landauer, presidente de honor desde 2013, presidió el Bayern durante casi 20 años. Fue el responsable del primer campeonato alemán en 1932. Debido a su orígen judío, tuvo que huír a Suiza en 1939, pero volvió a Múnich en 1947 tras el final de la segunda guerra mundial y fue presidiente otros cuatro años más hasta 1951.

Como parte del proyecto de cooperación Erinnerung vereint, este fin de semana, bajo la coordinación de los trabajadores sociales del Fanprojekt München y con la ayuda del PFiFF, el programa de apoyo de la Federación alemana de fútbol (DFL), tuvo lugo lugar un viaje conmemorativo de los aficionados del FC Bayern a Auschwitz.

Instituciones muniquesas de renombre como el Centro de Documentacion NS, la Iglesia de reconciliación evangélica del monumento conmemorativo de Dachau, el Museo judío en Santk Jakobs Platz y el FC Bayern Erlebniswelt han apoyado el proyecto y asumido la preparación de contenido y el seguimiento en forma de días de estudio y talleres.

Aumann dejó una corona de flores

El pasado viernes, un grupo de 24 aficionados del Bayern, acompañados por trabajadores del Fanprojekt y del FC Bayern (representados por trabajadores del Erlebniswelt y del Soporte para aficionados y club de fans), pusieron rumbo a Oświęcim. En el programa del viaje conmemorativo estaban Cracovia (con los antiguos barrios judíos Kazimierz y el gueto Podgorze), el Centro judío de Oświęcim y los monumentos conmemorativos Auschwitz I y Auschwitz II Birkenau, el antiguo campo de exterminio.

Raimond Aumann, director del Soporte a aficionados y club de fans e iniciador autorizado del proyecto, también viajó el sábado a Auschwitz para, en nombre del FC Bayern, dejar una corona de flores en la "pared de la muerte" (en el patio entre los bloques 10 y 11). "El FC Bayern asume su responsabilidad social y se posiciona activamente contra el olvido de los crimenes del Nacionalsocialismo, así como contra el racismo y cualquier forma de discriminación", expresó Aumann. "Estoy muy orgulloso de que hayamos podido desarrollar este proyecto con nuestros patrocinadores. Que aficionados del Bayern hayan viajado un fin de semana sin partidos a Auschwitz, donde más de un millón de personas fueron asesinadas por los Nazis, me causa un enorme respeto y me da esperanzas sobre nuestro futuro."

El grupo volverá a Múnich el próximo martes.