"Soy un viejo", Wagner y su primer gol en CL

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Después del pitido final, Sandro Wagner se quitó su sombrero imaginario. Expresó su agradecimiento a los aproximadamente 40,000 espectadores del Vodafone Park por "una experiencia increíble", dijo. "¡Respeto por los aficionados turcos, ya que han apoyado a su equipo una y otra vez! Todo el estadio, no solo un fondo. También en el banquillo se me puso la piel de gallina". Pero no solo por la incomparable atmósfera, el delantero del FCB siempre recordará el partido de visitante ante el Besiktas Istanbul.

A los 16 minutos después de su entrado en el ecuador de la segunda mitad, Wagner anotó su primer gol en la Liga de Campeones. Y eso también en su primer partido de CL con la camiseta del FCB. "Soy un viejo en el fútbol a la edad de 30 años, ¡y ahora hice un gol en la Champions League! ¡Para mi club! ¡Una gran tarde!", comentó después del pitido final sobre su primer gol en la clase reina. "Eso me llena de orgullo, incluso si ya es muy tarde. Pero eso no me importa. ¡Tengo un gol ahora!"

En el minuto 84, Wagner remató con el pecho sobre la línea de gol un centro de David Alaba, asegurando así el 1-3 final. "Simplemente se lo merecía. Él pone su corazón y hace todo lo posible para ayudar al equipo", Alaba estaba feliz por su compañero de equipo. "Es muy trabajador, lo da todo", dijo Thomas Müller, "siempre es bonito, si también puede entrar en la lista de goleadores".

Wagner se lo merece

Wagner también recibió elogios de Jupp Heynckes. "Sandro se ha adaptado maravillosamente. Trabaja mucho en los entrenamientos. Esto me complace mucho", informó el entrenador del FCB sobre el recién llegado del Hoffenheim en el mercado invernal. "Me alegra que casi siempre marca un gol cuando entra como suplente. Esa es la recompensa por lo que él trabaja todos los días en el campo de entrenamiento".

Un total de cuatro goles lleva Wagner en sus hasta ahora ocho apariciones con el FCB. El natural de Múnich se siente bien, pero no solo por ser un bávaro en el Bayern. "Tenemos un buen espíritu en el equipo. Pocas veces experimenté algo así ", dijo. Sobre su propia actuación, encontró una explicación simple con una sonrisa: "El Bayern Munich me paga un salario principesco. Es por eso que tengo que darlo todo cada día".


Comparte este artículo