El Bayern se alegra de "un muy buen resultado"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"¡Qué será, será, el Bayern ahí vuelve a estar!" Un buen rato después del pitido final en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, los 2.300 hinchas desplazados celebraban a viva voz la victoria del club bávaro. Su equipo había ganado el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones en casa del Sevilla FC por 1-2 (1-1), logrando así una buena posición de partida para el encuentro de vuelta en el Allianz Arena el próximo miércoles.

No es de extrañar que el entrenador Jupp Heynckes hablar de una "valiosa victoria" ante un "muy buen equipo". "Hemos jugado en Sevilla, es un partido a domicilio complicado, por lo que estamos muy satisfechos con el resultado" dijo el central Mats Hummels. El capitán Thomas Müller también valoraba "dos goles y una victoria a domicilio" como "un buen resultado fuera" para los visitantes de Múnich.

Muchos fallos en la construcción

De todos modos, el Bayern tuvo que esforzarse en el primer tiempo ante la compacta zaga española, que lograba crear ocasiones una y otra vez con rápidos contragolpes. Pablo Sarabia logró adelantar a los anfitriones en el minuto 31 ante los 40.635 frenéticos espectadores. Pero un gol en propia meta de Jesús Navas (37') hizo que los muniqueses se marcharan al descanso con un empate 1-1.

"En el segundo tiempo el Sevilla ha mostrado que no es por nada que están en los cuartos de final de la Liga de Campeones" analizaba Heynckes. "Cometimos muchos errores en la construcción, perdimos muchos balones. No fuimos organizados en al defensa y, sobre todo, en el centro del campo. Así fue como el rival logró ocasiones claras de gol" dijo Heynckes. "En el primer tiempo tuvimos algo de suerte a nuestro favor. De no haber sido así, habríamos ido al descanso con un marcador adverso" comentaba Hummels.

Palabras claras en el descanso

Heynckes usó el descanso para hablar claro (Hummels: "Casi alzando la voz, la puerta no llegaba a temblar, pero nos dejó bien claro lo que nos quería decir") e hizo correcciones tácticas. "Hice que el equipo volviera a plantarse mejor en defensa, que circulara el balón, que se posicionara mejor y, sobre todo, que no perdiéramos tantos balones en la salida al ataque" aclaró Heynckes.

"En el segundo tiempo lo hemos hecho mejor. Controlamos el partido y creamos ocasiones, y finalmente merecimos la victoria" dijo Jérôme Boateng. "Mejoramos y tuvimos más mordida, por eso creo que hemos merecido ganar" opinaba Müller. El remate de cabeza de Thiago en el 68' supuso la séptima victoria consecutiva del Bayern en la Champions y la primera derrota del Sevilla en competición europea ante un equipo alemán.

"Con esta victoria hemos abierto la puerta a la semifinal. Todavía tenemos que atravesar esa puerta. Estoy convencido de que lo haremos el próximo miércoles" dijo el presidente Karl-Heinz Rummenigge poco antes de la medianoche en su charla en el banquete, refiriéndose el partido de vuelta de la próxima semana en Múnich. El arquero Sven Ulreich lo tiene claro: "Será de nuevo un duelo caldeado en el Allianz Arena. Tenemos que prepararnos para una gran lucha".


Comparte este artículo