¡Inteligente!, ¡Voraz!, ¡Semifinales!

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Los 90 minutos dejaron su huella. No solo con Javi Martínez, quien fue derribado en el tiempo de descuento - su rival Joaquín Correa vio la tarjeta roja - y una magulladura en la rodilla. Robert Lewandowski abandonó el Allianz Arena con una gran tirita debajo del ojo izquierdo. James Rodríguez sangró por la nariz durante el partido, dejó el campo con las rodillas heridas y un golpe en el muslo ... Pero las ampollas no se sintieron en el Bayern después del pitido final. Cogidos del brazo saltaron al frente del fondo sur del Allianz Arena y lo celebraron: ¡lo habían hecho!, ¡Semifinales de la Liga de Campeones!

"Estamos muy contentos de habernos clasificado para las semifinales", dijo un feliz Rafinha, que tuvo que ser tratado ampliamente en el hombro izquierdo al final de la primera mitad. Un 0-0 en el partido de vuelta contra el Sevilla FC fue suficiente para que el Bayern, gracias al triunfo por 1-2 fuera de casa hace una semana, alcanzara la última ronda. Por séptima vez en los últimos nueve años.

"Podemos estar orgullosos del equipo, ha alcanzado las semifinales merecidamente", dijo Uli Hoeness, dando fe del inteligente partido del Bayern ante un rival que intentó todo para cambiar el resultado de la ida. "Creo que fue totalmente correcto evitar salir con el cuchillo en la boca. Si uno nota que arriba no salen las cosas, está bien mantener el 0-0, hemos sido muy profesionales".

"Creo que el Dr. Müller-Wohlfahrt tendrá un poco de dolor muscular mañana".

Sven Ulreich

"Muy satisfecho" también estaba Jupp Heynckes. Su equipo tuvo el estilo "agresivo y robusto" de los andaluces ("Estos fueron a los balones divididos, fueron directos al grano"). Sin embaro, no vieron una segunda amarilla. Por supuesto, al entrenador del Bayern le hubiera gustado que su equipo hubiera calmado el partido con un gol. "Oportunidades y espacios hubo", se lamentó no solo Thomas Müller. Pero eso fue secundario anoche. Lo más importante aún es que el Bayern no pasó muchos apuros - aparte de un cabezazo al larguero después de un libre directo - no concedió mucho y en el quinto partido en casa de la Liga de Campeones de esta temporada dejó por cuarta vez su portería a cero.

"Los muchachos pelearon, dieron lo último de sí mismos", dijo el director deportivo Hasan Salihamidzic, más que satisfecho con la actuación del FCB, "reina un espíritu muy bueno en el vestuario. Los chicos tienen muchas ganas de demostrar todo lo que pueden hacer". Porque ahora el campeón alemán tiene un objetivo claro en mente. "Estamos en las semifinales. No hay otro objetivo que llegar a la final y ganarla. Eso es lo que nos hemos fijado en la mente", dijo Mats Hummels.

"Por supuesto que tenemos ambiciones. Tenemos la ambición de llegar a la final", subrayó Heynckes. "Somos voraces. Ahora queremos pasar adelante. Sabemos que no será un paseo en las semifinales", dijo Müller. Real Madrid, Liverpool FC y AS Roma son los rivales potenciales en el sorteo del viernes. Los muniqueses no tienen un rival deseado, aseguraron. Hoeneß habló desde el corazón de todo el Bayern: "Solo quiero llegar a la final".


Comparte este artículo