Müller: "Ahora estamos en el torneo"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Toni Kross paró el balón con su pecho, Thomas Müller aprovechó la asistencia del jugador del Madrid Real para mandar el balón a la red en un contragolpe. Parecía una sesión de entrenamiento relajado que la selección alemana realizaba bajo el sol de la tarde en su concentración en Watutinki el lunes por la tarde. El fútbol-tenis estaba en el programa. Pero incluso si la diversión para la selección alemana estaba en primer plano, todos lo tenían claro: ¡si el avión va a Kazán es que la cosa va en serio!

Antes del crucial partido definitivo del grupo contra Corea del Sur el miércoles en la capital de la República de Tatarstán para el equipo alemán después de la derrota de apertura contra México (0-1) y la emocionante victoria en el último minuto sobre Suecia (2-1) aún es posible: Los diversos cálculos van desde el liderazgo del grupo hasta el último puesto para los chicos de Jogi. Con una victoria por dos goles de diferencia, Alemania tendría plaza segura en los octavos de final. Una derrota amenaza la primera eliminación en una ronda preliminar de la Copa del Mundo de la historia de la federación. Hasta podría darse el caso de que el destino del equipo de Jogi Löw, si lograran el mismo resultado que los suecos en paralelo, incluso logren la clasificación acudiento al Fair Play o incluso mediante un sorteo. Eventualidades en las que nadie quiere verse involucrado en la selección alemana.

"Ahora estamos en el torneo y podemos pasar de fase por nuestra cuenta con una victoria contra Corea del Sur", dijo Thomas Müller el sábado después de derrotar a Suecia en la ARD (televisión pública alemana) y así establecer el camino para el miércoles. "En todo caso hacemos todo lo que podemos para llevar nuestros colores lejos", agregó el delantero de 28 años.

Hummels regresa, Boateng sancionado

También el ex del Bayern Kroos, quein con su gol contra Suecia en el minuto 95 abrió las esperanzas alemanas de clasificación, estuvo de acuerdo con Müller después del partido: "Ahora tenemos que recuperarnos, tenemos que vencer a Corea del Sur y tener una actuación convincente". El jugador del Dortmund Marco Reus también estaba de acuerdo: "Si jugamos liberados, si ponemos nuestro fútbol de pases en el campo, con la misma pasión en el campo que contra Suecia, será difícil para Corea del Sur", dijo el jugador de 29 años el lunes en la conferencia de prensa de Alemania.

Sacar fuerza del encuentro de Suecia y no permitirse un desliz como al inicio del torneo contra México es la máxima para pasar a octavos. Pero justo ahora, el entrenador tiene que reconstruir su equipo nuevamente. Aunque Mats Hummels regresa al equipo después de superar sus problemas cervicales, debe prescindir del sancionado Jérôme Boateng después de su doble amarilla contra los suecos. Incluso si Sebastian Rudy puede jugar después de su operación de nariz con una máscara, aún es cuestionable. Además, dos fundamentales del equipo de Löw deberán tener cuidado en el partido final contra los surcoreanos: Müller y Hummels cuentan con una tarjeta amarilla y de ver otra serían sancionados de cara al posible partido de los octavos de final.