El Bayern termina la primera semana intensiva de entrenamientos

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Día seis de la pretemporada del Bayern de Múnich. Tras las rutinarias pruebas de diagnóstico del primer día y cuatro sesiones de entrenamiento sobre el césped, Niko Kovac tampoco les concedió libre este sábado. Al mediodía, en la consulta del Dr. Roland Schmidt, tuvieron lugar los anuales exámenes médicos. Los jugadores del Bayern se sometieron a controles de los órganos cardiovasculares, pruebas de función pulmonar, ultrasonido, análisis de sangre y orina, así como una prueba de esfuerzo.

Por la tarde, Kovac hizo sudar a los chicos en una nueva sesión de entrenamiento en la Säbener Straße. 21 jugadores de campo y tres porteros se pusieron manos a la obra, puntualmente, a las 15:00 CEST. Franck Ribéry, que dosificó la carga de entrenamientos en los últimos días, volvió al campo. Por otro lado, Kingsley Coman permaneció en el gimnasio, donde realizó una intensiva sesión.

Kovac animó sin cesar

Sus compañeros de equipo, que estuvieron sobre el césped, tampoco se libraron de un intensivo trabajo. Tras el calentamiento, se formaron dos grupos de 10 y de 11 que jugaron un partido a campo partido con dos jugadores libres. Posteriormente, le siguieron carreras de relevo con tiros a puerta. Niko Kovac estuvo todo el tiempo lanzando sus indicaciones, animando y alabando las buenas jugadas, así como las paradas de los porteros.

Para terminar, se realizó un partido de once contra once a campo completo. El equipo de los jugadores ofensivos, Arjen Robben, Franck Ribéry y Sandro Wagner, se enfrentó al de los defensivos, formado por Juan Bernat, Javi Martínez y Rafinha. En total, unos 14 jugadores de la cantera completaron los dos equipos que, a pesar del bochornoso clima, actuaron con mucho compromiso y entrega. Tras 90 minutos, se puso fin a la sesión. Los jugadores podrán descansar el domingo antes de que comience la segunda semana de entrenamientos.


Temas de este artículo

Comparte este artículo