Tolisso y Francia quieren realizar el gran sueño

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El domingo por la tarde todas las miradas estarán puestas en Moscú. A las 17h CEST comenzará el último partido del mundial 2018 en el estadio Luschniki, y Corentin Tolisso será el representante del Bayern en el evento. El centrocapista del club bávaro defenderá los colores de Francia ante los sorprendentes finalistas de Croacia, poniendo así continuidad a una larga tradición. Y es que desde 1982 el club muniqués ha tenido representación de al menos un jugador en cada final del mundial de fútbol.

En cuatro de esas diez finales los de Múnich han visto a alguno de sus jugadores convertirse en campeón y Tolisso podría igualar ese registro el domingo. Sin embargo, el rival es duro, aunque pocos eran al principio del torneo los que contaban con ver a los croatas en la final.

Con gran pasión ha logrado llegar a la final el equipo en torno al ex del Bayern Mario Mandzukic. En la fase del K.O. se ha impuesto a Dinamarca (4-3 en tanta de penaltis), Rusia (6-5) e Inglaterra (2-1 en la prórroga. El hecho de que hayan jugado cada partido a 120 minutos puede darles una ventaja a los franceses. El équipe tricolore logró imponerse a Argentina (4-3), Uruguay (2-0) y Bélgica (1-0) en el tiempo reglamentario.

Tolisso fue titular en los cuartos de final ante Uruguay, demostrándose un excelente sustituto de Blaise Matuidi, sancionado por acumulación de amarillas. Sin embargo, la semifinal la comenzó desde el banquillo. El entrenador Didier Deschamps no ha querido desvelar si el de 23 años será titular en el que sería hasta ahora el partido más importante de su carrera. Pero no importa qué planes tenga para Tolisso, él estará allí. Así que todo queremos un nuevo título para Francia 20 años después de su último triunfo.