Entrenamiento con balón con Robert Kovac

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Después de que los profesionales del Bayern completaran el día anterior solo una sesión de entrenamiento y un paseo en bicicleta, el jueves nuevamente fue la pelota el centro de atención, y de varias maneras. En la sesión matinal abierta a los medios, decenas de equipos de cámara y fotógrafos y numerosos periodistas vieron como el equipo inicialmente se entrenaba en dos grupos. Mientras una mitad dejaba que el fútbol circulara por el campo durante los ejercicios de pase, un circuito de ejercicios estaba en el programa para los otros profesionales del Bayern: además de los ejercicios de rebote y sprint, también se utilizaron balones gimnásticos y medicinales para ejercicios de fortalecimiento.

La sesión fue conducida excepcionalmente por el entrenador asistente Robert Kovac. El entrenador en jefe Niko Kovac estaba en los terrenos de Säbener Straße y había preparado la sesión de entrenamiento, pero no saltó al césped debido a un ligero malestar estomacal. La intensidad, pese a la falta del principal responsable, en los diversos ejercicios no disminuyó. El entrenador asistente de 44 años también dirigió el grupo de entrenamiento, que consistió en un total de nueve profesionales y un grupo de jugadores de la cantera, que participaron tanto en el entrenamiento por grupos, como en el resto del entrenamiento sobre la cancha. Kovac dirigió y corrigió a los jugadores, cuando no siguieron las ideas del cuerpo técnico.

Vidal corre, Alaba fue examinado

En el campo de al lado, Kovac pudo ver a uno que regresaba. Arturo Vidal dio algunas vueltas sobre el césped por primera vez después de la operación de su rodilla en abril. Su compañero de equipo Rafinha, después del agotador programa de los últimos días, completó también una sola sesión de carrera y algunos ejercicios de acondicionamiento físico.

Mientras sus colegas sudaban en el campo, David Alaba se sometió a las pruebas físicas obligatorias en el gimnasio. Después de sus partidos internacionales en junio, el austríaco no comenzó con la pretemporada hasta el miércoles y ahora ha completado su diagnóstico de rendimiento con el Dr. Holger Broich. Además de las pruebas de resistencia, velocidad y rebote, el joven de 26 años fue examinado minuciosamente para analizar la sangre y el movimiento, así como el equilibrio, la vista y las pruebas ortopédicas.