Alta intensidad, pese al amistoso de la tarde

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Después de un día libre, el miércoles por la mañana en el Tegernsee se regresó al trabajo. En la sesión cerrada al público de casi dos horas, Niko Kovac hizo sudar a su equipo con intensas formas de juego, entre otras cosas. Algo quedó claro: El equipo está con ganas. Los jugadores disputaron cada pelota y cada gol de manera fuerte y con alto ritmo. Nadie se guardó nada, aunque por la tarde está pendiente un partido amistoso contra el FC Rottach-Egern (17:30 CEST)

Sesión individual para Sanches

Renato Sanches, mientras tanto, completó una sesión individual en el campo aledaño. Junto con el preparador físico Thomas Wilhelmi, el portugués realizó ejercicios de estabilidad y fortalecimiento.

Tarea adicional para Wagner y Sanches

Eso no fue suficiente. Después, Sanches tuvo que ir con Sandro Wagner a un control de dopaje no anunciado.