Preparaciones especiales por la despedida de Schweinsteiger

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Bastian Schweinsteiger ha vuelto a casa y la ilusión es desbordante. "Aquí se le quiso mucho, fue y es uno de los preferidos por la afición. La gente se alegra de verle a él y al Chicago Fire. Me alegro de volver a verle", expresó Manuel Neuer antes del partido de despedida del jugador este martes (20:30 CEST) en el Allianz Arena. El estadio se ha preparado a conciencia para recibirle con algo muy especial: este martes lucirá en su fachada un enorme y blanco 31 -el dorsal del Fußballgott-- sobre un fondo rojo.

Schweinsteiger, que ganó el mítico Triplete en 2013, disputará una mitad del encuentro con Chicago Fire y la otra con el Bayern. Además, se producirá un encuentro muy especial: en el debut de *Schweini*en la Bundesliga el 7 de diciembre de 2002 en Stuttgart entró al campo en sustitución de Niko Kovac, el actual entrenador del conjunto bávaro. "Eso significa que él será sustituido cuando juegue con nosotros. Quizá entré yo por él al campo", bromeó Kovac.

Acto de despedida tras el partido

"¡No, es broma! Schweini tenía entonces 18 años y llegaba de la cantera. Estaba muy motivado, nunca puso reparos a nada, lo daba todo en los entrenamientos, ha tenido una carrera futbolística fantástica. Lo que ha dado a este Club y a Alemania es inmenso. No solo fue un buen futbolista, sino una persona especial, un compañero genial. Me alegro de volver a encontrarnos este martes", relató Kovac.

En esas mismas coordenadas se mueve la afición del Bayern, expectantes por el reencuentro. Al término del partido podrán despedirse y celebrar con su querido Fußballgott. Hay planificadas diversas acciones en ese sentido para después del encuentro. Merecerá la pena quedarse un poco más de lo habitual en la grada del Allianz Arena.