090829_ribrob

Robbery hace magia por primera vez

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Es el 29 de agosto de 2009. En la cuarta jornada, el Wolfsburgo visita al Bayern y, con 1-0 al descanso, Louis Van Gaal mete en el campo a Arjen Robben. El holandés llegó solo un día antes de Madrid a Múnich y fue recibido de forma frenética por los aficionados en el Allianz Arena. En el minuo 63 se repitieron los aplausos cuando Van Gaal mandó al campo a Franck Ribéry.

Los nuevos extremos solo necesitaron cinco minutos para mostrar de lo que eran capaces. Ribéry asistió a Robben para que el recién llegado pusiera el 2-0. "Esta es una química, un juego, que funciona automáticamente, va en el sentido. Somos jugadores que amamos el fútbol y ambos siempre queremos irnos arriba a la portería", recordaba Robben nueve años después de aquel día.

En el minuto 80, se repitió la jugada cuando el número 10 finalizó una contra del francés para poner el 3-0 final. El estadio se vino abajo y nació la sociedad llamada Robbery. Desde ese momento, los dos lideran el juego del Bayern, llevándolo a ganar numerosos títulos.


Comparte este artículo