Müller contento - Ilusión por el amistoso ante el Manchester

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Tercer día de la concentración del Bayern en el Tegernsee y también el sábado por la mañana fue nuevamente caluroso para los profesionales del campeón alemán. Con las temperaturas del verano aún altas, tuvo lugar la primera sesión a puerta cerrada en la que el entrenador Niko Kovac trabajó en muchas tácticas de juego grupal. Mientras tanto, sin embargo, también se recurrió repetidamente a pausas para beber para compensar la gran pérdida de sustancias líquidas y minerales.

"Por el momento ya está ardiendo. El clima alemán es actualmente muy sureño. Con estas temperaturas se debe tener cuidado: protector solar y beber mucho", dijo Thomas Müller, que lleva cais una semana con el trabajo de pretemporada, junto con los otros participantes en el Mundial. En primer lugar, esta fue "para llevar el físico a primer plano. Los jugadores son llevados un poco más al límite que durante la temporada", dijo Müller.

Después de los primeros días de trabajo con el nuevo entrenador, a Müller le parece "muy bueno todo el paquete de actividades que vi en la primera semana". Kovac trae "viento fresco" al trabajo de entrenamiento y hasta ahora actúa "muy comprometido, muy comunicativo y muy estructurado. Los mensaje en el campo de entrenamiento son muy precisos, agudos y sin mucho espacio para la interpretación, pero aún de manera colegiada", dijo Müller y enfatizó:" Estamos muy contentos".

Kovac, ante su debut en el Allianz Arena

El domingo por la noche, la primera prueba de resistencia atlética también estará en el programa para los participantes en el Mundial. Como parte del Telekom Sport Trophy, el campeón alemán se enfrentará al Manchester United en un Allianz Arena completamente renovado. "Estos son dos grandes nombres en el fútbol europeo y espero que vayan muchos aficionados", se alegra Müller por el encuentro . "Siempre es bueno jugar contra equipos que tienen jugadores de gran clase individual en sus filas".

Kovac también está ilusioando por su primer partido como entrenador del Bayern frente a su nuevo público. "Estoy muy feliz. Como he escuchado, el estadio estará lleno, todos los hombres serán de la partida, los participantes en la Copa del Mundo también han regresado. Espero que mañana podamos jugar bien y lograr un buen resultado, para nosotros es el ensayo general, porque en una semana es cuando realmente comienza", dijo el profesor de fútbol de 46 años el sábado después del entrenamiento.

"El Manchester es un rival de primera clase, están incluso una semana por delante porque comienzan la semana que viene. Lo haremos lo mejor posible, jugamos en casa y tenemos un equipo realmente bueno. Espero que los chicos puedan mostrar lo que ya han demostrado en Estados Unidos".