presentada por
Buscar Fill-1
Menú
"No ha pasado nada grave"

El Bayern aprende una lección con el empate ante el Augsburg

Increase font size Text size

Cada semana vuelve a señalar Niko Kovač que al Bayern de Múnich no se le regala nada en la Bundesliga y que en cada partido su equipo tiene que ir al límite. Con el 1-1 (1-0) contra el FC Augsburg, las palabras del entrenador se confirmaron una vez más. Los suabos le complicaron la vida la líder de la clasificación, se compactaron desde el comienzo, defendieron en toda la cancha hombre contra hombre y no dejaron a los muniqueses hacer su juego.

"El Augsburg lo ha hecho muy bien durante los 90 minutos. No se han dejado descomponer. No fue fácil salir de ahí" alabó Kovac al rival. "Ha sido un partido como los que nunca hemos tenido aquí" elogió Arjen Robben a los visitantes por su "valiente modo de juego". De todos modos, el Bayern entró en la lucha y logró crear buenas ocasiones a pesar de la elevada presión.

Sin recompensa para el Bayern

Fue esencial para el Bayern Renato Sanches, que tras su buena actuación hace una semana en Lisboa, volvió a ser titular y convenció. El portugués siempre estuvo dispuesto a hacer enérgicos dribles, logrando así colocarse en muchas ocasiones en una buena posición de salida. Lo único que le faltó, como le pasó también a sus compañeros, fue la recompensa del gol. "Cuando hemos logrado salir adelante, no hemos logrado transformar las ocasiones" señalaba Kovac.

Así fue durante 48 minutos, hasta que el balón entró finalmente en la meta. Tras nueve tiros a puerta infructuosos en el primer tiempo, Robben marcó justo después de la reanudación en el primer intento del club bávaro. Entonces el partido fue como se lo habían imaginado los muniqueses, que tuvieron el juego bajo control aunque no lograron zanjar el encuentro. Tanto Sanches (49') como David Alaba (75') y Franck Ribéry (76') hicieron sudar a Andreas Luthe, que defendió con fuerza el arco del FCA.

Volver rápido a la senda del éxito

"Nos faltó un poco la calma y mi homólogo en la meta rival hizo buenas paradas" resumió Manuel Neuer. Y entonces pasó lo que tenía que pasar: quien no marca los goles, los termina recibiendo. Así marcó Felix Götze (87') poco antes del pitido final para el empate. "No podemos decir que no lo mereciéramos" reconoció Arjen Robben.

Los muniqueses tuvieron así que ver como se marchaban puntos por primera vez esta temporada. A pesar del empate "no ha pasado nada grave", como señalaba Neuer. El Bayern continúa invicto y sigue siendo el líder indiscutible de la clasificación tras cinco jornadas. A eso hay que sumar el pro de la jornada intersemanal: en sólo tres días en Berlín podrán Neuer y cía. sumar otro éxito. La experiencia del martes debería ser de ayuda.

"Es un fastidio, pero ahora tenemos que volver a tener alta la motivación contra el potente Hertha e intentar llevarnos los tres puntos de allí" decía el capitán pensando en lo venidero. "Lo intentaremos hacer mejor en Berlín" opinaba Kovac tras el partido sabedor de que no le legarán nada en la capital.