181023_jubel_athen_don

El Bayern mira con optimismo al futuro

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El Bayern de Múnich camina con paso firme para clasificarse a los octavos de final de la Liga de Campeones. Tras el merecido 0-2 (0-0) en el campo del campeón griego, los muniqueses se encuentran en el ecuador de la fase de grupos empatados a siete puntos con el Ajax de Amsterdam, que ganó al Benfica 1-0 en el último segundo. Con otra victoria más al AEK en el partido de vuelta de dentro de dos semanas, el Bayern podría certificar su clasificación matemática a las eliminatorias.

"Me gustaría felicitar en primer lugar al equipo y al entrenador por la victoria por 2-0 de esta noche. Creo que fue un paso muy importante en nuestro objetivo de lograr la clasificación a octavos", dijo el director general Karl-Heinz Rummenigge para abrir su tradicional discurso en el banquete celebrado en el hotel del equipo en la capital griega. "Creo que podemos ver el futuro con optimismo. Pinta muy bien", se mostró satisfecho Rummenigge.

Niko Kovac descibrió los 90 minutos en el Estadio Olímpico como un "partido de paciencia". Los locales fueron un rival incómodo y muy defensivo. "Los griegos son conocidos por no conceder demasiadas ocasiones. En Atenas no se puede ganar por cuatro o cinco a cero. Primero hay que encontrar los espacios. Aquí les costará jugar a otros equipos", resumió Kovac el partido.

Sin embargo, su once titular, el mismo que salió en la victoria por 1-3 al Wolfsburgo excepto por una posición, dominó todo el partido. "Hemos hecho un muy buen partido, hemos dominado al rival, dejamos correr muy bien el balón", comentó Kovac. Los muniqueses echaron en falta durante la primera hora del encuentro un mayor acierto de cara a puerta, hasta que Javi Martínez y Lewandowski marcaron sus goles en un lapso de 120 segundos y dejaran cerrado el partido.

"Tres puntos y a seguir“

Thomas Müller

"Es importante abrir la lata, marcar un gol", explicó Thomas Müller. El AEK "se defendió con muchas fuerzas, tendríamos que haber marcado ya en la primera parte. En general, hemos demostrado nuestro papel de favoritos. Tres puntos y a seguir. Lo hemos hecho bien, pero no fue ningún partidazo", analizó correctamente Müller.

Joshua Kimmich también coincidió. "Mientras que ganemos los partidos, me da igual que brillemos o que no. También hemos brillado o jugado muy buenos partidos y perdido al final. Eso tampoco nos sirve. Al final, solo cuentan los tres puntos y ese es, como siempre, nuestro objetivo." Contra el AEK, el equipo "se trabajó" la victoria y, por ese motivo, el lateral derecho está "de acuerdo" con el resultado.

"Cuando ganas, la confianza siempre es mejor y aumenta. Cuando la cosa va un poco peor y pierdes partidos, hay que tener arte para mantenerte tranquilo. Pero hay que mantener la confianza y trabajar duro", fue el veredicto de Arjen Robben tras la segunda victoria consecutiva, a la que tiene que seguirla otras más. "Queremos iniciar una racha y, si es posible, ganar todos los partidos hasta el parón invernal. Tenemos calidad y queremos seguir así."

El próximo sábado tendra lugar "la próxima prueba en la Bundesliga" (Rummenigge). El Bayern visitará al Mainz 05. "Creo que tenemos que intentar acercarnos un poco al primer lugar de la clasificación. No será un partido fácil", comentó el director general. Niko Kovac terminó "satisfecho" con su segundo partido a domicilio en la Liga de Camepones. "Hoy vi muy buenas cosas."