Rachas que se quieren continuar

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

uelo del miércoles contra el RB Leipzig inmerso en una buena racha. El más laureado club alemán lleva 31 años sin perder el último partido oficial en casa del año. La última derrota la sufrió el 28 de noviembre de 1987 (1-3 contra el Borussia de Dortmund), tras lo que lleva sumadas 24 victorias y seis empates con un balance goleador de 65-15. El RB Leipzig también fue el último rival del año 2016, y entonces se impuso el Bayern con un claro 3-0. Estos y otros datos de importancia en torno al encuentro los reúne aquí fcbayern.com.

La meta imbatida ante el Leipzig

La de mañana será la quinta vez que FC Bayern y RB Leipzig se vean las caras en Bundesliga, siendo hasta ahora el balance muy favorable para los bávaros con tres victorias y una derrota. Contando los partidos en el Allianz Arena, el balance es de dos victorias con un total de cinco goles a favor y ninguno en contra.

Continuar la racha

Con la meta imbatida terminaron también los dos últimos partidos de Bundesliga, que el Bayern ganó por 3-0 y 4-0 a Núremberg y Hanóver. Ese es el rendimiento que espera mostrar mañana el equipo de Niko Kovač. El Leipzig ya ha logrado mantener su meta imbatida siete veces esta temporada - el mejor de la competición. Con un total de sólo 14 goles en contra (18 suma el Bayern), los sajones son los que mejor defienden esta Bundesliga.

La ley de la racha

El Leipzig llegará a Múnich en una interesante racha, y es que los sajones han alternado victorias y derrotas en los últimos cinco partidos ligueros. El pasado fin de semana, el RB ganó 4-1 al Mainz, por lo que el miércoles les tocaría perder en Múnich. A eso se suma que el Leipzig sólo ha sumado ocho de los 21 puntos posibles a domicilio.

Kimmich centra, Lewandowski cabecea

Ya sea en el centro del campo o como lateral, Joshua Kimmich siempre tiene una orientación atacante. Con sus nueve pases de gol, el de 23 años es el máximo asistente del Bayern. Y lo que mejor se le da es poner balones a la cabeza de Robert Lewandowski, como hizo el pasado fin de semana en Hanóver. Aquel fue el 22.º gol en partido oficial del de 30 años esta temporada, lo que supone el registro más alto de todos los jugadores de las cinco principales ligas. Cuatro de sus últimos cinco goles ligueros los logró el polaco con la cabeza, y tres de ellos fueron asistidos por Kimmich.

Werner, el hombre doblete

En el lado opuesto, Timo Werner también está en muy buena forma y suma ya 10 goles en Bundesliga. Lo más interesante: siempre que Werner marca, lo hace por duplicado. Hasta la fecha lleva cinco dobletes en lo que va de temporada. Contra el Bayern lleva ya tres goles en Bundesliga a lo largo de su carrera, aunque ninguno en Múnich. Esta racha bien podría quedarse como está...


Comparte este artículo