presentada por
Buscar Fill-1
Menú
La obra maestra del Bayern en Augsburgo

"Esa voluntad es la que llevamos toda la temporada"

Increase font size Tamaño de letra

Era poco después de las ocho de la tarde cuando el autobús del equipo llegó a Säbener Straße y los campeones de la Bundesliga se apeaban. Los chicos tuvieron unas tres horas tras la victoria 1-4 (1-2) en casa del FC Augsburg para celebrar la consecución del título con los hinchas desplazados. Juan Bernat lideró la conga del festejo ataviado con una "réplica" de la ensaladera. Después de eso no faltó el grito de "campeones, campeones" elevando el título al aire. "Se abren botellas de bebida, se escucha música y se baila un poco - pero no todos lo hacen igual de bien" resumió Thomas Müller la celebración en el vestuario.

De vuelta en Múnich, parte del equipo se reunió para una cena juntos. Ese final tras su triunfal retorno de Augsburg era algo que el equipo se tenía más que merecido tras la gran temporada liguera. "Siempre ha suspicacias, sólo porque es la sexta seguida que nos llevamos. Pero no es el caso. Es equipo lo ha hecho fenomenal" dijo el presidente del Bayern Rummenigge mostrando respeto al equipo. El de 62 años también señaló que el equipo ha logrado "algo extraordinario" con la nueva defensa del título.

Karl-Heinz Rummenigge
"Ha sido sobresaliente"

La obra maestra en Augsburgo fue una muestra de la fuerza mental que ha distinguido a los bávaros los pasados meses. Tras el desafortunado gol en propia meta de Niklas Süle en el minuto 18, hubo que esperar hasta el 32' para que Corentin Tolisso lograra el empate con el primer tiro a meta de los muniqueses, dando el pistoletazo de salida a la celebración del título. A continuación sólo jugó el Bayern y apenas dejaron salir a los anfitriones de su mitad del terreno de juego. Los siguientes goles llegaron de parte de James, asistido de forma magistral por Juan Bernat con el tacón (38'), Arjen Robben (62') y Sandro Wagner (87'), consecuencia lógica del dominio del más laureado club alemán.

"Los primeros minutos no fueron fáciles, porque el Augsburg jugó muy agresivo y nos golpeó bastante fuerte" comentaba Rummenigge sobre el partido. Pero el Bayern encontró la respuesta adecuada y "mostró de dónde sale el potencial. Fue algo espléndido, me quito el sombrero" dijo Rummenigge. Thomas Müller también señaló el valor del buen rendimiento de cara al final de temporada. "Es bonito ver cómo todos se han vuelto a emplear a fondo hoy. Esa voluntad es la que llevamos toda la temporada y esperamos seguir teniéndola" dijo el internacional.

Con la vista puesta en el Sevilla

El campeonato liguero sólo debería ser el comienzo de la cacería de títulos de los muniqueses las próximas semanas. "Queremos llevarnos este año todo lo que nos podamos llevar, y el equipo es muy ambicioso" dijo Rummenigge en perspectiva. Con el partido de vuelta en Liga de Campeones ante el Sevilla FC a la vuelta de la esquina, los héroes del campeonato no pueden disfrutar de su logro durante mucho tiempo. Todos en el club saben que el viaje de esta temporada no termina con la conquista del título liguero. Tras la pequeña fiesta en Augsburgo "el equipo se concentra en el miércoles. Queremos llegar a semifinal a toda costa" alababa el delantero campeón del mundo la disposición del equipo.

Por lo tanto, los jugadores del Bayern volvieron concentrados al trabajo el domingo por la mañana. En una sesión de entrenamiento corta pero poblada de grandes nombres, los que ayer fueron suplentes volvieron a la cancha a sudar para preparar el próximo partido en la máxima competición europea. Las grandes celebraciones se llevarán a cabo cuando termine la temporada - y esperemos que con algún que otro título copero acompañando a la ensaladera de la Bundesliga en el balcón del ayuntamiento de Múnich.