190118_hoffenheim_ima

El Bayen quiere "aprovechar este impulso para los próximos partidos"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

"Super Bayern, super Bayern, hey, hey", cantaron los aficionados del Bayern para celebrar con su equipo, que, en el arranque del año futbolístico 2019, siguió tal y como acabó los últimos partidos antes del parón invernal. Tras cinco victorias consecutivas antes de las vacaciones de navidad, el equipo de Niko Kovac no bajó el pie del acelerador y ganó en casa del Hoffenheim por un merecidísimo 1-3 (0-2) en el inicio de la segunda vuelta.

"Hoy hemos visto un gran partido de Bundesliga. El resultado es bueno, hemos comenzado bien la segunda vuelta. Creo que, con el partido de hoy, hemos mostrado que estamos aquí, que estamos presentes", se mostró muy satisfecho Niko Kovac tras la finalización del partido en Sinsheim. Su homólogo en el banquillo local, Julian Nagelsmann, también comentó que fue "una victoria muy merecida" del Bayern, que "fue superior en algunas facetas".

Seguir manteniendo la presión sobre el líder, el Borussia Dortmund. Ese era el objetivo de los muniqueses antes de iniciar la segunda vuelta. Y el equipo de Niko Kovac demostró, sobre todo en la primera parte, que han aceptado el rol de perseguidores. El máximo campeón alemán jugó presionando, dominando, fue fuerte en los duelos y llegó mucho a la portería rival, lo que se vio recompensado con los dos goles de Leon Goretzka (34' y 45' +1). Kovac describió los primeros 45 minutos como "sensacionales". "Esa es nuestra exigencia. Eso es lo que podemos hacer."

 

Lewandowski cerró el partido

Tras el cambio de campo, los locales fueron mucho más valientes y recortaron distancias por medio de Nico Schulz (59'). "Después hemos temblado", reconoció el director deportivo, Hasan Salhamidzic. En los minutos finales, Manuel Neuer evitó el posible empate. Poco después, Robert Lewandowski (87') despejó todos los temores anotando el 1-3. Fue la 12ª victoria de la temporada.

"En la segunda mitad cometimos el error de ir a un intercambio de golpes que no necesitábamos. Íbamos 0-2 arriba, ya está hecho", lamentó Kovac. "La segunda parte fue muy movida" pensó tambien Joshua Kimmich tras su partido número 150 con la camiseta del Bayern. Pero lo más importante fue la primera parte, no la victoria en sí. "Hemos puesto un listón que queremos repetir en los próximos partidos."

Eso es algo que también espera Kovac, cuyo equipo ha asegurado la segunda plaza en el campeonato y que, hasta el sábado por la noche, ha recortado la distancia con el BVB a solo tres puntos. "Tenemos que hacer nuestros deberes. Queremos aumentar la presión, eso solo funciona cuando ganamos. Quedan 16 jornadas, no nos rendimos, vamos a por más, queremos tener una Bundesliga emocionante. Nos hemos incorporado bien y esperamos que podamos aprovechar este impulso para los próximos partidos."


Temas de este artículo

Comparte este artículo

Noticias relacionadas