Gnabry está recuperado, Robben y Ribery siguen siendo baja

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El Bayern de Múnich podrá contar con Serge Gnabry para el primer partido del año en casa contra el VfB Stuttgart. El alemán natural de Stuttgart, que durante la semana entrenó de forma leve por problemas neuromusculares, pudo volver a participar en el entrenamiento con todo el equipo el viernes. "Lo que ha demostrado en el entrenamiento de hoy me hace pensar de forma positiva de que está para jugar", explicó el entrenador Niko Kovac.

Sin embargo, Niko Kovac debe temer por la posible baja de Jerome Boateng. El defensor no entrenó el viernes por la mañana por encontrarse "enfermo", tal y como declaró el entrenador en rueda de prensa. Boateng está resfriado, "los valores en sangre no estaban en orden para que pudiera asistir al entrenamiento de hoy", continuó Kovac. "Ya veremos como está mañana". No se correrá "ningún riesgo" con el campeón del mundo de 2014.

Por otro lado, Kovac deberá seguir prescidniendo de Franck Ribéry (rotura muscular) y Arjen Robben (problemas en el muslo). Precisamente Robben está dando "grandes pasos", por lo que Kovac supone que el duo se podrá "integrar de forma parcial" a principios de la próxima semana. "Espero poder convocar, como mínimo, a uno, si no a los dos, contra el Leverkusen."

Kovac quiere ampliar la racha de seis victorias consecutivas contra el Stuttgart. "Queremos ganar el partido, queremos seguir ahí. Tenemos que meter presión, no debemos infravalorar a nadie. Si entramos al partido tal y como lo hicimos en la primera parte contra el Hoffenheim, estoy seguro de que ganamos el partido."