presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Versátil y peligroso de cara a portería

Un "letal" Goretzka también convence de diez

Increase font size Text size

Niko Kovac tuvo una gran idea para el primer partido oficial tras el parón invernal. Ni Thomas Müller, ni James Rodríguez ni Thiago: El que empezó jugando de mediapunta en el 4-2-3-1 contra el Hoffenheim fue Leon Goretzka. "Lo ha hecho todo bien", apuntó Kovac tras la victoria por 1-3 de su equipo, en la que Goretzka participó con dos goles. 

"A veces, como entrenador, no se toman tan malas decisiones", dijo Kovac con un guiño sobre su decisión de poner a Goretzka de "diez". "Queríamos poner ante el Hoffenheim un jugador que pudiera aportar sus cualidades tanto atrás como adelante. Que hoy haya sido recompensado con dos goles, es todavía más bonito", se alegraba el entrenador del Bayern por su centrocampista. 

"El primer gol tuvo algo de suerte, el segundo fue muy bueno", describió el alemán de 23 años su primer doblete en Bundesliga en 131 partidos tras el término del encuentro. Con su tercer gol de la temporada, Goretzka puso por delante a los muniqueses en el minuto 34. Poco después, con su cuarto gol, colocó el 0-2 en el marcador. En total, Goretzka tiró seis veces a puerta, más que cualquier otro jugador. 

De 6, de 8 y de 10: La virtud de Goretzka es su versatilidad 

"Ha hecho un muy buen partido. Muy versátil, muy flexible con peligro de cara a portería", alabó el capitán, Manuel Neuer, a su compañero. Ante el arco, se mostró "letal". Lo importante que es Goretzka para el Bayern lo demuestran también las estadísticas: El interncional alemán marca por tercera vez el importante 1-0. Además, los cuatro goles del ex jugador de Bochum y Schalke con la camiseta bávara fueron de visitante. 

Pero, aún más importante es la versatilidad de Goretzka en el terreno de juego. De seis por delante de la defensa, como enlace de ocho o de diez como en Hoffenheim: Goretzka puede jugar en varias posiciones del mediocampo y, sobre todo, convence al mismo tiempo. "En la primera vuelta tuve más responsabilidad defensiva y jugué una posición más atrás. Hoy jugué de diez. Es una posición en la que me divierto y el entrenador sabe que puedo jugar en ella." 

No obstante, Goretzka prefiere jugar de ocho, donde puede influir más aún su dinamismo con el balón en el pie. Tampoco le pone objecciones a su nuevo rol ("Marcar goles divierte, naturalmente") ni a la variante defensiva: "No tengo problemas en tapar agujeros durante los 90 minutos en las próximas semanas." Su objetivo personal para la segunda vuelta consistía en ser "más peligroso de cara a portería". Hoffenheim fue un buen comienzo. 

Noticias