Kovac saluda a Hummels y a Ulreich en el entrenamiento

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El jueves por la mañana estuvo otra vez concurrido en los campos de entrenamiento de la Säbener, pero Niko Kovac dos días antes del duelo de perseguidores ante el Borussia Mönchengladbach aún no ha podido dar la bienvenida en el césped a muchos de sus profesionales. Después de que la situación del plantel al comienzo de la semana fuera incluso tensa, ahora la recuperación está a la vista.

Mats Hummels y Sven Ulreich superaron sus infecciones gripales y entrenaron nuevamente con sus compañeros de equipo en la sesión de la mañana. Por el contrario, el recién enfermo Manuel Neuer tuvo que volver a faltar. "Así que esperamos que entrene de nuevo el viernes", se mostró optimista Kovac sobre un rápido regreso de su capitán.

Hummels y Ulreich regresan - Ribéry es baja

También, Niko Kova tiene la esperanza de la presencia para el sábado por la noche, de Leon Goretzka y David Alaba, que no pudieron estar el jueves en la cancha: el primero "lucha por un tiempo" con problemas en el tobillo, razón por la cual en la Bundesliga contra el Hertha BSC fue sustituido al descanso, como reveló el técnico de 47 años. En el caso del austriaco se añadió una irritación del tendón a última hora. Ambos son dudas para el Gladbach. "Tenemos que ver cómo evolucionan. Puede ser que lo logremos, pero también que no lo logremos", explicó Kovac.

Junto a los lesionados de larga duración, Arjen Robben (problemas en el muslo), Corentin Tolisso (rotura del ligamento cruzado) y Kingsley Coman (rotura muscular), el entrenador del Bayern deberá prescindir el fin de semana con certeza solo del enfermo Franck Ribér: El francés "tiene una infección gastrointestinal", será baja definitivamente para el partido del sábado", dijo Kovac.