presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Duro trabajo durante el parón internacional

El pequeño grupo de trabajo a tope

Increase font size Text size

Con motivo del parón por los compromisos de las selecciones, no fueron muchos los jugadores del primer equipo en Säbener Straße la última semana, pero los entrenamientos lo tuvieron todo. Carreras de velocidad, diferentes modos intensos de juego con duras luchas por el balón y tiros a puerta, es lo que tenía preparado Kovac. "Hemos trabajado muy bien. Es importante que durante el tiempo en el que los otros están fuera, el nivel y la tensión se mantengan altos" comentaba Sven Ulreich en retrospectiva.

A pesar del alto rendimiento, la diversión no se dejó de lado y los hinchas tuvieron ocasión de presenciar en los entrenamientos públicos el trabajo del Bayern. Pudieron ver, por ejemplo, como Ulreich metía el balón en la portería mostrando las mejores maneras de un delantero tras un veloz contragolpe iniciado por él mismo. "Ha sido un buen gol. Si el entrenador me necesita en otra posición, aquí estoy" bromeó el portero.

Sin entrenos hasta el martes

El viernes el humor de los futbolistas era aun mejor. Normal, y es que al cumpleaños del segundo entrenador Peter Hermann, que celebró sus 67 entre cantos del equipo, le seguirán tres días libres. "Pero también nos alegramos por tener el fin de semana libre, claro, cosa que pocas veces disfrutamos. Y así poder desconcertar y pasar mucho tiempo con la familia" comentaba Ulreich con ilusión.

Estos días serán importantes, pues después comienza la fase final de la temporada. Los títulos se entregarán a final de mayo y el Bayern quiere estar en lo más alto tanto en liga como en copa. Para ello, los muniqueses sientan las bases en las sesiones de ejercicios. El martes continuaremos con un entrenamiento a puerta abierta, a lo que le irá siguiendo el regreso de los internacionales hasta volver a llenar la cancha.