El FCB celebra tras "un caliente duelo“ el pase a su 23ª final de Copa

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Goles, ritmo, emociones: la semifinal de la Copa DFB entre Werder Bremen y Bayern tuvo todos los ingredientes de una emocionante pelea. Después de un intercambio abierto de golpes durante más de 90 minutos, los muniqueses tuvieron el mejor final y con la apretada victoria por 2-3 (0-1), por 23ª vez se metieron en la final. "Fue el esperado partido peleado. El ambiente hace la diversión del fútbol, así es como lo sueñas", dijo el capitán Thomas Müller después del partido y habló sobre un" duelo caliente que nos ha exigido todo".

El entrenador del Bayern, Niko Kovac, dijo después de un "maravilloso partido de ambos equipos" estar muy satisfecho por haber logrado después de 2017 y 2018 por tercera vez consecutiva, disputar la final en su ciudad natal. El 25 de mayo, su equipo se enfrentará en el Estadio Olímpico de Berlín al RB Leipzig. "Estoy en casa de nuevo, estoy muy feliz por eso. Pero antes de jugar la final todavía tenemos algunas tareas que hacer en la Bundesliga, que ahora tienen prioridad", aclaró Kovac.

Los 42.100 espectadores en el abarrotado Weserstadion vieron un emocionante partido en el que Robert Lewandowski (minuto 36) y Thomas Müller (63') llevaron a los bávaros al camino de la victoria. "Después del 0-2 tenías la sensación de que el partido se terminó", dijo Leon Goretzka después. Pero los locales, que no habían perdido ninguno de sus 37 partidos en casa en la Copa desde abril de 1988, asestaron dos golpes por medio de Yuya Osako (74') y Milot Rashica (75¡) en un lapso de 66 segundos para lograr un sorprendente empate.

"El partido, por supuesto, también provocó al final algún ataque cardíaco"

El jugador del Bayern, Thomas Müller, tras la semifinal de Copa en Bremen

"Un doble golpe para el empate siempre impresiona a uno, porque todo está igualado de nuevo. El partido estaba entonces totalmente abierto de nuevo", señaló Müller. "Nos complicamos la vida con los dos goles en 60, 70 segundos", admitió Kovac. "Sabía que si el Bremen marcaba un gol aquí con este gran público, entonces algo podría pasar. En los goles concedidos estuvimos demasiado pasivos", se quejó el técnico de 47 años. "Pero también muestra la calidad de mi equipo, que vuelve de nuevo y debido al número de ocasiones pasa adelante merecidamente".

El gol decisivo para Berlín lo anotó Lewandowski (80') de penalti. "Podría haber sido diferente, si no nos hubieran pitado el penalti", dijo Kovac sobre la escena en la que Kingsley Coman cayó en el duelo con el Theodor Gebre Selassie de Bremen en el área y habló de una "decisión difícil". Si él (el árbitro) no pita, no podemos quejarnos". Pero Lewandowski hizo que el FCB lograr la 30ª victoria consecutiva fuera de casa en Copa.

"El partido, por supuesto, también provocó al final algún ataque cardíaco", dijo Müller. Ambos equipos habían "dado mucho" en un intenso intercambio de golpes con buenas ocasiones en ambos lados. "En suma, tuvimos muchas mejores ocasiones, pero estos partidos a menudo se deciden en un abrir y cerrar de ojos", dijo Müller, quien fue el primer jugador que por décima vez disputó una semifinal de la Copa DFB.

En la final, ahora será contra el RB Leipzig, quien ha llegado a la final por primera vez. Y al igual que el Bremen, ambos equipos se enfrentan poco antes en la liga. "Los RB están en buena forma, hasta ahora han realizado una gran segunda vuelta". Creo que el partido, tanto el de la final como el de la Bundesliga, tiene todo lo que los aficionados quieren ver. Veremos que pasa", dijo Müller, pero también recalcó: "Estamos muy motivados para seguir adelante con esto ahora. La voluntad de ganar estos dos títulos es enorme".


Temas de este artículo

Comparte este artículo