Un "clásico Müller“ allana el camino del Bayern a Berlín

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Thomas Müller conoce estas especiales noches de semifinales, como la del miércoles por la noche en Bremen, como ninguna otra. Porque nadie las ha experimentado más a meneudo en esta competición como él lo ha hecho. El triunfo por 2-3 ante el Werder fue de nuevo un thriller con muchas emociones entre dos equipos con total compromiso que querían dar el último paso a la final . Desde la primavera de 2010, el jugador de 29 años experimentó este "ambiente excepcional", como describió más tarde el partido, cada año en directo sobre la cancha y ahora, con su décima participación en la semifinal de la Copa DFB, supera el antiguo récord de Philipp Lahm y Ulrich Borowka (nueve veces cada uno).

Y una vez más, Müller fue decisivo en que la semifinal diera un buen giro para el Bayern. En primer lugar, el cuatro veces ganador de la Copa fue clave en el primer gol del FCB, cuando después de un centro bastante largo de Jérôme Boateng, dirigió el balón desde la esquina al poste, desde donde Robert Lewandowski (minuto 36) puso el 0-1. El 0-2 lo anotó el propio bávaro en persona, cuando recogió un disparo al arco de Leon Goretzka y lo condujo de manera inimitable en caída a la escuadra.

Siete goles en semifinales de la Copa DFB

"Mis amigos dirían que fue un gol clásico de Müller, de los que quizás a ellos no les agrada ver de mí. A mí me gustó", describió el goleador sobre su séptimo tanto en una semifinal de la Copa DFB. Solo Hannes Löhr (diez) marcó más veces en la historia de las semifinales de esta competición. "Hace los más difíciles", dijo Niko Kovac más tarde con una sonrisa, después de que Müller hubiera desaprovechado algunas ocasiones para que el resultado fuera positivo para los invitados. "Esto demuestra que Thomas no puede ser evaluado adecuadamente. Hace cosas que normalmente no hay", continuó el técnico de 47 años.

En lo que siempre puede confiar: ¡Los goles en Copa de Müller traen éxito al Bayern! Siempre que el Campeón del Mundo de 2014 marcó un gol en esta competición, el FCB ganó. En los 20 partidos en los que esto se produjo, Müller también tiene el récord aquí. Pero no solo fue por su gol, por lo que su entrenador lo felicitó más tarde: "Hoy subió y bajó, se dejó todo hasta caerse, eso es lo que espero que él", lo elogió Kovac.

El delantero fue una fuente constante de problemas para la defensa del Bremen, por lo que también fue honrado como el Hombre del Partido por la DFB después del encuentro. Ver las estadísticas confirman esta elección: junto con Lewandowski, Müller realizó la mayor cantidad de disparos, incluso sus cuatro centros laterales al área fueron el registro más alto del equipo y estuvo a punto de marcar un gol más. En el minuto 68, Niklas Moisander, del Bremen, desvió el intento del delantero, de modo que el balón se fue al travesaño. El portero del Werder Jiri Pavlenka no habría tenido nada que hacer.


Comparte este artículo