Mejor situación en la lucha por el título a pesar del empate

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

El Bayern es más líder, pero ha dejado escapar dos puntos decisivos en la lucha por el título. Los muniqueses emprendieron el viaje a casa el domingo por la noche con sentimientos encontrados tras el empate a uno en el derbi ante el 1. FC Nürnberg. Tras la sorprendente derrota del Dortmund a manos del Schalke 04, de haberle ganado al Club, el Bayern habría dado un paso de gigante en sus aspiraciones de ganar su séptima Bundesliga consecutiva.

"Da mucho coraje. Hoy podríamos haber ganado un punto de partido y habernos distanciado hasta los cuatro puntos. No lo hemos conseguido", analizó Niko Kovac en el post-partido. El defensa Mats Hummels, dijo que "la situación se ha mejorado", algo con lo que "no contaba antes del comienzo del fin de semana". "Nos habría gustado aumentar la ventaja a los cuatro puntos, pero no nos lo hemos merecido", finalizó el alemán.

Desde el pitido inicial, los locales mostraron una gran disposición para correr y luchar por cada balón y no dejaron que los muniqueses se acercaran con peligro a su área. Los dos tiros al larguero, obra de David Alaba y James Rodríguez mediante dos faltas, y el disparo de Leon Goretzka, que sacó el meta local, fueron las mejores ocasiones hasta que, en el minuto 75, el sustituido Serge Gnabry consiguió la igualada en el marcador. El Núremberg se puso previamente por delante en el 48' por medio de Matheus Pereira.

Unos minutos finales muy turbulentos

"No lo hemos hecho bien. No pudimos desplegar nuestro juego. No tuvimos frescura. No hicimos nada arriba", se lamentó el director deportivo, Hasan Salihamidzic. "Por suerte, nos hemos llevado un punto", resumió el bosnio. Y fue por suerte porque el Núremberg tuvo una clarísima oportunidad por medio de un penalti en el último minuto que erró Tim Leibold. Por el lado contrario, Kingsley Coman tuvo también una oportunidad manifiesta para marcar el gol de la victoria con un contragolpe, pero no fue capaz de batir a Christian Mathenia.

"El Núremberg nos ha hecho la vida muy difícil desde el primer hasta el último minuto. Se han tirado a por todos los balones y han jugado y defendido con mucha pasión durante los noventa minutos", explicó Kovac. También tuvo palabras para su equipo: "También hay que decir que hoy no pudimos mostrar la actuación que nos habíamos propuesto. Tuvimos demasiadas pérdidas de balón, muchas desconcentraciones que, en realidad, no solemos tener".

Finalmente, Kovac vio cosas positivas de este reparto de puntos: "Cuando no puedes ganar, tampoco debes perder", comentó, recordando así las palabras de Giovanni Trapattoni, antiguo entrenador del Bayern. Para los bávaros, el partido del próximo sábado será otro "punto de partido" (Salihamdzic). "Las cuentas son sencillas, no hace falta estudiar matemáticas avanzadas. Tenemos que conseguir siete puntos si el BVB gana los tres últimos partidos". El croata lo tiene claro: "A pasar página y a seguir. Aún nos quedan tres finales".


Temas de este artículo

Comparte este artículo