presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Los trabajadores del Bayern despidieron a Rafinha, Ribéry y Robben

A Berlín, con especial motivación

Increase font size Text size

Este es el impulso especial de motivación extra para el objetivo que se persigue. Al final de la sesión de entrenamiento del jueves, todo el personal del Bayern se reunió frente al gimnasio de la Säbener Straße para despedirse de Franck Ribéry, Arjen Robben y Rafinha. Para el trío, fue la última sesión en las instalaciones del Bayern antes de un partido oficial, ya que la final de la Copa de la DFB del sábado es sinónimo del final de su carrera en el Bayern.

Los tres durante muchos años muniqueses no necesitaban ninguna motivación extra, como ya se vio antes durante el entrenamiento. Cuando Arjen Robben entró en el césped, primero extendió las manos hacia arriba y luego apretó el puño, como si dijera por última vez: “¡Vamos!” Durante el entrenamiento, el holandés y todos sus colegas se centraron con alto ritmo en las tareas.

Goretzka, baja en Berlín

Contra el Leipzig, el Bayern tiene la posibilidad del doblete, y lo quieren por todos los medios. En los ejercicios, Ribéry espoleó a sus colegas una y otra vez. "Otra vez, otra vez", gritó y no quiso parar. Precisamente esta actitud es la que el Bayern necesita el sábado en Berlín para alcanzar la gran meta. Bien preparados, un poco más tarde se metieron en el autobús rumbo al aeropuerto. Con Rafinha, Robben y Ribéry, así como el equipo profesional al completo del gran campeón alemán. Desafortunadamente, Leon Goretzka se queda fuera de la final de Copa debido a molestias musculares, Joshua Kimmich no viajará hasta el viernes por razones familiares.

Noticias