"Lo que hicimos fue una locura, genial, un sueño"

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Cuando Franck Ribéry se incorporó al Bayern de Múnich en 2007, no quiso aceptar todos los consejos de los jugadores veteranos: "Cuando era joven, me dijeron que el tiempo pasaba demasiado rápido. Debería disfrutarlo"; recuerda el francés durante la rueda de prensa del martes por la tarde en la Säbener Strasse. "No quería creerlo. Ahora tengo 36 años, ¿qué pasó? El tiempo pasa demasiado rápido". Demasiado rápido, porque desde hace unos días se sabe que el favorito del público abandonará el Bayern al final de la temporada después de doce años.

"Mucho ha pasado en mi cabeza desde entonces. No fue fácil. Así es el fútbol, así es la vida. Después de doce años no es una situación fácil. Ha sido una maravillosa etapa para mí y mi familia. Nunca lo olvidaré", dijo el de 36 años, describiendo su estado emocional desde el anuncio. No es ningún secreto que Ribéry ama al Bayern, y el Bayern ama a Ribéry.

"El club nunca olvidará lo que he hecho por él. Pero yo nunca olvidaré lo que el club ha hecho por mí", dijo el ocho veces campeón alemán y se mostró emocioando: "2013 fue, por supuesto, uno de los mejores años. Lo que hicimos fue locura, genial, un sueño. Tengo muchas fotos de eso". Cuando se le preguntó acerca de su mejor gol con la camiseta del Bayern, el extremo no tuvo que pensarlo dos veces: "En Gladbach", respondió como un resorte.


Pero incluso los tiempos difíciles permitieron a Ribéry revisar nuevamente y pensar en el año 2012, y especialmente en la final perdida de la Liga de Campeones ante el Chelsea. "Se puede perder. Pero nosotros dominamos. Jugamos en casa. Eso realmente dolió", volvió a mirar a la final en casa. La revancha por esa derrota llegó luego con el grandioso año y el Triplete de 2013.

Seis años más tarde, la era Ribéry con el campeón récord llega a su fin. Lo que sucederá después de eso, es algo que todavía no puede decir el Futbolista del Año 2013 en Europa. "Tengo que decir honestamente que todavía no sé qué haré la próxima temporada. Hay algunas opciones, pero es demasiado pronto", declaró el francés, dejando una promesa: "Quizás jugaré un año o dos más, pero luego volveré al 100 por cien en Múnich. Mi familia y yo nos sentimos muy bien aquí".

Doblete para la despedida

Al principio, quería ocultar los pensamientos de una emotiva despedida con los aficionados en la última jornada en el Allianz Arena. Muy importantes son las próximas semanas. "Todavía tenemos dos partidos de liga y una final de copa. Por eso tenemos que mantenernos concentrados", dijo Ribéry sobre el final de la temporada. El gran objetivo es, por supuesto, el doblete, especialmente el campeonato de liga sería un especial: sería su noveno. "Para mí eso sería muy importante. Yo sería el primer jugador en hacer eso. Hubo muchos grandes jugadores aquí, eso es histórico y bonito para mí", juzgó el número siete del Bayern el posible récord.

Sería la guinda a los últimos doce años, dijo el director general Karl-Heinz Rummenigge como "la década más exitosa del Bayern". Ahora este tiempo termina, tal vez pasó demasiado rápido.


Temas de este artículo

Comparte este artículo